Visión deficiente y aprendizaje

vision deficiente

Tener visión deficiente es un grave problema ya que el 90 por ciento de la información que recibimos, llega a través del sistema ocular.

La coordinación visual y motora es clave en el aprendizaje. Para los estudiantes, la visión de cerca desempeña un papel fundamental en la lectura y la escritura, mientras que la de lejos resulta imprescindible para ver la pizarra o las proyecciones de imágenes en la pantalla, entre otras cosas.

Visión deficiente en la escuela:

Es imposible tener datos concretos sobre la incidencia de los problemas visuales en el fracaso escolar, pues no existen estudios con la suficiente amplitud para establecer parámetros estadísticos concretos nacionales o regionales, pero se estima que entre el 15 y el 30 por ciento de los casos de fracaso escolar pueden tener como causa una visión deficiente.

Los problemas de visión, como los defectos de refracción y las ametropías, están presentes en un 20 por ciento de los niños y son tratables simplemente con la utilización de una corrección óptica adecuada.

Aunque cada vez existe una mayor concienciación por parte de los padres, incluso a día de hoy al menos el 50 por ciento de los niños que necesitan gafas no las utilizan, según diversas investigaciones llevadas a cabo en nuestro país.

Tras seis meses de uso de las lentes, los niños con coordinación visual motora deficiente por problemas de visión deficiente recuperan los niveles óptimos, igualándose a los que nunca han necesitado gafas.

Muy interesante:
Desviaciones incomitantes: Tipos

One Response

  1. rocio santiago 16 febrero, 2014

Deja un comentario