Vías ópticas: Lesiones

vías ópticas lesiones

Las vías ópticas sirven para transmitir la información captada por los ojos al cerebro. A continuación, vamos a explicar los problemas visuales que se producen cuando hay una determinada lesión.

Vías ópticas: Lesiones

  • Retina: en un solo ojo y de forma puntual, no se altera practicamente la visión, pero si se cierra el ojo sano, pueden detectarse puntos ciegos en el campo de vision del ojo afectado, que se llaman “escotomas”.
  • Fasciculo óptico: si es en un solo ojo, el otro puede compensar (con los movimientos del ojo y de la cabeza sobretodo), con la excepción del campo residual.

Pero si se cierra el ojo sano, hay una ceguera monocular llamada “anopsia”. El reflejo fotomotor está abolido si se ilumina el ojo afecto, pero si se ilumina el ojo sano, hay respuesta fotomotora concensual.

  • Quiasma óptico: son distintas según estén localizadas en su parte central o lateral. Una lesión lateral afecta a las fibras de la hemirretina temporal del mismo lado.

Si el ojo sano se cierra, entonces se percibe la pérdida de visión del campo visual nasal: “hemianopsia nasal derecha”.

Una lesión en la parte central del quiasma, que puede ser debida a un tumor de hipófisis, destruye las fibras de las hemirretinas nasales de ambos lados, por lo que se pierde la visión temporal de ambos ojos: “hemianopsia bitemporal”.

  • Cintilla óptica: de un lado, se pierde la visión de la mitad contralateral; si es la cintilla derecha, se pierden los campos visuales izquierdos: “hemianopsia homónima izquierda (en general, hemianopsia homónica contralateral).
Muy interesante:
Gonioscopía: Evaluación del glaucoma

Lo mismo ocurre si se lesiona el cuerpo geniculado o las radiaciones.

  • Corteza cerebral: si es una lesión amplia de ambos polos occipitales, se produce la “ceguera de tipo central”.