Uveítis Heterocrómica de Fuchs

uveítis

Uveítis es una enfermedad que se presenta de forma unilateral en adultos de edad media, se presenta de forma crónica pero sin síntomas agudos ( ojo rojo, dolor, etc).

La consulta suele ser por miodesopsias, cataratas o glaucoma, que son las consecuencias mas comunes de esta enfermedad.

Índice

¿Cómo saber si hay uveítis?

El diagnóstico se basa en los hallazgos clínicos ya que, no hay prueba de laboratorio que pueda confirmarla, los más característicos son los siguientes:

– Heterocromía: se produce una despigmentación del iris por atrofia de la capa pigmentaria posterior, que hace que ese ojo se perciba más claro que el contralateral.

– Precipitados queráticos: muy típicos de esta enfermedad encontrarlos sobre todo en el endotelio corneal, de tamaño pequeño y de apariencia estrellada. Estos depósitos tienden a confluir entre sí.

– Tyndall +2: En la cámara anterior suele haber un Tyndall permanente que suele oscilar entre +1 y +2.

– Nódulos de Koeppe: es común encontrarlos en el borde pupilar.

– Vitreítis anterior: esta suele ser leve, en algunos casos se presenta de forma severa y requieren una vitrectomía.

– Estos pacientes no suelen desarrollar sinequias posteriores a no ser, que estén operados de cataratas.

Uveítis: Tratamiento

La gran mayoría de los pacientes no requieren tratamiento, en algunos casos, cuando los precipitados queráticos interfieren en la agudeza visual puede estar indicado un tratamiento corto.

La cirugía de cataratas se puede realizar de forma convencional, pero con un tratamiento antiinflamatorio antes, durante y después.

El glaucoma, por tratarse de un cuadro inflamatorio crónico, fracasan los tratamientos normales y hay que recurrir a los antimetabolitos o a dispositivos valvulares.

Deja un comentario