Tipos de conjuntivitis

tipos de conjuntivitis

Todos los tipos de conjuntivitis son una  inflamación de la conjuntiva, membrana mucosa que recubre el interior de los párpados y que se extiende a la parte anterior del globo ocular. Se pueden clasificar en dos grandes grupos: Infecciosa y autoinmunes.

Tipos de conjuntivitis:

La conjuntivitis infecciosa, a su vez, la podemos subdividir en dos grupos: Agudas y crónicas.

  • Tipos de conjuntivitis infecciosa aguda:

– Bacteriana aguda: Incubación 2-5 días, secreción purulenta o mucopurulenta, hiperemia, sensación de cuerpo extraño. Se puede tratar con antibióticos.

– Purulenta o Hiperaguda: Secreción amarillenta o amarillo-verdosa, hiperemia, quemosis, edema palpebral, adenopatía preauricular. Tratamiento urgente con antibióticos.

– Foliculares agudas: Lo más frecuente es que sean causadas por virus (y adenovirus) o clamidias. Son muy contagiosas y necesitan de un tratamiento médico adecuado según su agente causal.

– Membranosa y Pseudomembranosa: Son causadas generalmente por un “streptococo”, cursan con adenopatías preauriculares y cervicales. También son agentes causales los adenovirus, penfigoide y causticos químicos. Su tratamiento depende de dicho agente.

  • Tipos de conjuntivitis infecciosas agudas:

– Catarral crónica: Es de etiología múltiple (bacterias, parásitos, irritantes externos, factores físicos, disfunción lagrimal, defectos de la corrección óptica…). Cursan con molestias de grado variable, picor, escozor, sensación de cuerpo extraño, secreción escasa e hiperemia moderada. Tratamiento etiológico.

– Folicular crónica: Están ligadas a tres agentes, tracoma, moluscum contagiosum y acné rosácea.

  • Autoinmunes:

– Alérgica: Quemosis, papilas, secreción seromucosa. Causada por alérgenos estacionales como el polen y otros perennes como ácaros, esporas y hongos. Sus síntomas son picor, lagrimeo, fotofobia. Su tratamiento se extiende desde el menor contacto con el alérgeno a la medicación (antialérgicos, corticoides).

Muy interesante:
Argirosis: Córnea grisácea

– Primaveral o vernal: Es de carácter recurrente y bilateral. Picor intenso, fotofobia, lagrimeo, secreción mucosa. Existen papilas gigantes y puede cursar con úlceras corneales.

Papilar gigante: se asocia al porte de lentes de contacto (sobre todo hidrofílicas), cuando existe una mala adaptación o abuso. Hay molestias y picor, el tratamiento es el cese del uso de las lentillas.

– Blefaroconjuntivitis de contacto: Hipersensibilidad a cosmñeticos, fármacos o soluciones para las lentillas. Se caracteriza por la quemosis, edema palpebral, hiperemia y lagrimeo. Se trata con corticoides tópicos.

Flictenular: Es una respuesta inflamatoria nodular de la córnea y la conjuntiva. Se forman unas pequeñas vesículas inflamatoria que producen dolor. Su etiología es una hipersensibilidad a los antígenos bacterianos. Se trata con con corticoides tópicos.

Para conocer más sobre los tipos de conjuntivitis podéis visitar “conjuntivitis“.