Test de Hess Lancaster

Test de Hess Lancaster

El test de Hess Lancaster ( H-L) es un test subjetivo-objetivo de valoración motora que permite evaluar acciones musculares de ambos ojos dirigidas por la acción de fijación de uno de los ojos y evaluadas en el otro ojo por la ley de Hering.

  • Para ello se utiliza:

– Pantalla de H-L.

– Gafa rojo-verde.

– Dos linternas, una roja y otra verde.

El test consiste en la evaluación de las respuestas motoras del ojo que no está fijando y y que se producen en respuesta a la ley de Hering o de inervación reciproca. Esta ley dice que : “ La misma inervación enviada a los músculos del ojo que fija, la reciben los musculos agonistasdel ojo contralateral”.

El Test de Hess Lancaster se divide en dos partes:

a. Evaluación de las acciones motoras del O.I. Para ello se hace fijar con el O.D..

b. Evaluacion de las acciones motoras del O.D.. Para ello se hace fijar con el O.I..

Para realizar el test se le instruye al paciente sobre la realización del mismo, indicándole que va a tener una linterna cuya luz tendrá que hacer superponer con la otra que tiene el optometrista en diferentes posiciones en la pantalla, con la cabeza totalmente recta y sin moverla.

Test de Hess Lancaster: Exámen

Para conseguir evaluar un ojo mediante la fijación del otro se le coloca al paciente una gafa rojo-verde sobre su compensación óptica (idealmente en lente de contacto) y se escogen dos linternas complementarias a los filtros, es decir una roja y otra verde, de esta forma cada luz sólo se verá con el filtro del mismo color. Esto implica:

Muy interesante:
Imágenes fantasmas y halos

1. Cada ojo tiene información únicamente de la posición propia que ocupa, no de la posición relativa del otro.

2. Al ver cada ojo una sola linterna, lo que muestra en la pantalla es la proyección de cada uno de los ejes visuales, es decir no hay disparidad y por tanto no se cumple la ley de Desmarres (ojos cruzados-imágenes descruzadas y viceversa).

3. Al ver cada luz con la fóvea de cada ojo, se da la circunstancia de percibirlas superpuestas aún cuando ambas estén localizadas en lugares espaciales diferentes.

  • Al evaluar las acciones musculares del ojo que no esta fijando se pueden dar dos situaciones:

a. Una hipoacción del músculo agonista del ojo que se evalúa. En este caso se supone que existe una paresia de dicho músculo.

b. Una híperacción del musculo agonista del ojo que se evalúa. En este caso se supone que existe una paresia del músculo agonista del ojo contralateral, es decir el que fija.

Test de Hess Lancaster: Caso real

El Test de Hess Lancaster correspondiente a un paciente con parálisis del VI par craneal de OD sería así:

Se muestra una endo en posición primaria, así como una evidente limitación en la abducción de OD con hiperacción secundaria del sinergista contralateral, el recto medio de OI, que no puede llegar a precisarse por la elevada magnitud de la hiperacción.

One Response

  1. Carlota Esteve 16 noviembre, 2017