Retinógrafo: Instrumento óptico

retinografo

El retinógrafo es un instrumento clínico no midriático usado para la valoración del fondo de ojo.


Consiste básicamente en un sistema de lentes al que se le ha acoplado una cámara fotográfica permitiendo así hacer una fotografía del fondo de ojo del paciente.

A su vez este instrumento suele tener asociado un ordenador en donde se van almacenando las diferentes retinografías (fotografías de la retina) que se le hacen al paciente. De ese modo, con el retinógrafo se puede seguir la evolución, por ejemplo, de una enfermedad con afectación ocular.

¿Qué es un retinógrafo?

Es un instrumento óptico que toma una imagen digital de la parte posterior del ojo. Muestra la retina (donde la luz y las imágenes golpean), el disco óptico (una mancha en la retina que sostiene el nervio óptico, que envía información al cerebro) y los vasos sanguíneos.

Esto ayuda a su optometrista u oftalmólogo a encontrar ciertas enfermedades y controlar la salud de sus ojos.

Los médicos han utilizado durante mucho tiempo una herramienta llamada oftalmoscopio para mirar la parte posterior del ojo. El retinógrafo permite a los médicos obtener una visión digital mucho más amplia de la retina. No reemplaza a un examen ocular regular, pero añade otra capa de precisión.

¿Quién se somete a esta prueba?

Su médico puede recomendarlo si usted tiene alguna de las siguientes enfermedades o afecciones:

Diabetes: Esta enfermedad puede dañar los vasos sanguíneos de la retina. Con el tiempo, hace que pierda la vista si no se controla.

Muy interesante:
Federópticos: Nueva oferta

Degeneración macular: La parte central de la retina (la mácula) comienza a empeorar con la edad. Es posible que tenga visión borrosa y le resulte más difícil concentrarse.

Si eso sucede, usted puede ser considerado legalmente ciego aunque todavía pueda tener visión periférica. Existen dos tipos de degeneración macular: húmeda y seca.

La degeneración macular seca es la más común de esta enfermedad (hasta el 90% de los casos). Ocurre cuando los vasos sanguíneos debajo de la retina se vuelven delgados y quebradizos.

Los vasos sanguíneos anormales que crecen debajo de la retina causan degeneración macular húmeda. La pérdida de la visión generalmente es rápida.

El retinógrafo es muy importante para encontrar este tipo de degeneración macular.

Glaucoma: Esta enfermedad daña el nervio óptico (ubicado en la retina) y puede causar pérdida de la visión. Típicamente ocurre cuando se acumula líquido en la parte frontal del ojo.

Retinógrafo
El mejor retinógrafo del mercado: Nidek.

Puede causar ceguera, pero normalmente progresa lentamente y puede tratarse con gotas especiales para los ojos para disminuir la presión causada por el líquido.

Toxicidad de la retina: El medicamento para la artritis hidroxicloroquina (Plaquenil) puede dañar la retina.

Su médico también puede usar el retinógrafo si su visión está empeorando y no sabe el por qué.

¿Qué sucede durante la retinografía?

El médico puede dilatar los ojos con gotas especiales. Esto ensancha tus pupilas. Tardará cerca de 20 minutos para que sus ojos estén listos para el examen.

A continuación, colocará el mentón y la frente sobre un soporte para mantener la cabeza firme. Abrirá los ojos lo más ampliamente posible y mirará fijamente hacia delante a un objeto mientras un láser le escanea los ojos. Las imágenes se cargan en un ordenadora para que su médico pueda verlas.

Muy interesante:
Opticalia Ofertas: 2 gafas por 1

Si el médico cree que podría tener degeneración macular húmeda, probablemente le harán un angiograma con fluoresceína. Para este examen, colocará una aguja intravenosa en una vena del brazo e inyectará un medio de contraste.

A medida que el tinte entra en el ojo, resalta los vasos sanguíneos para que se puedan tomar imágenes.

La prueba regular dura 5 minutos. El angiograma de fluoresceína tarda aproximadamente 30 minutos.

¿Qué sucede después de usar el retinógrafo?

Si sus ojos se han dilatado, su visión estará borrosa durante aproximadamente 4 horas. También serás sensible a la luz del sol. Necesitarás usar gafas de sol y que alguien te lleve a casa.

Si se utilizó el tinte de fluoresceína, no se ponga lentes de contacto blandas en los ojos durante al menos 4 horas para que no se manchen con el tinte.

Las imágenes de la prueba deben estar listas inmediatamente y normalmente su médico hablará con usted sobre ellas antes de que se vaya.

¿Cuáles son los beneficios y desventajas?

El retinógrafo permite a los oftalmólogos ver signos de enfermedades oculares que antes no podían ver. La prueba en sí misma es indolora y los resultados son fáciles de interpretar para los médicos. Su médico puede almacenar las imágenes en una computadora y compararlas con otras exploraciones.

La retinografía de la retina tiene sus limitaciones. No puede detectar una enfermedad donde la retina está sangrando. También es posible que no vea problemas en los bordes exteriores de la retina.

Muy interesante:
IOL Master de Carl Zeiss

Las imágenes de la retina pueden ser cubiertas por su seguro médico. Depende de los términos de su póliza, así como de la razón por la que usted se somete a la prueba.

En algunas ópticas el retinógrafo está siendo implantado para el disfrutes de los ópticos optometristas. Y por mi experiencia, la mejor marca es Nidek.