Reacciones de hipersensibilidad

Reacciones de hipersensibilidad

Reacciones de hipersensibilidad es una condición en la que se produce una respuesta exagerada del sistema inmunológico frente a un antígeno. Las reacciones de hipersensibilidad se dividen en tipos I, II, III, y IV.

Reacciones de hipersensibilidad: Tipos

La reacción tipo I es de tipo inmediato y se produce cuando un antígeno se introduce de nuevo en un individuo que ya ha sido expuesto previamente al antígeno. En la primera exposición se producen anticuerpos IgE que se unen a las células mastocitos y en la segunda exposición el antígeno se une al anticuerpo IgE produciéndose la desgranulación del mastocito con la consiguiente liberación de sustancias químicas como la histaminas y otras mediadoras de los procesos inflamatorios.

Las de tipo II conocidas como citotóxicas o mediadas por células, también se activa por la unión de un anticuerpo a la membrana de la célula, pero en este caso la lisis dela célula está mediada por el complemento. Son por ejemplo las reacciones de rechazo en las transfusiones sanguíneas .

Las tipo III, relacionadas con la precipitación del complejo antígeno – anticuerpo en tejidos particularmente vulnerables como articulaciones, riñón , hígado. Esto da como reacción un proceso agudo inflamatorio. Ejemplo de este tipo de reacciones son la enfermedad del suero, algunos síntomas relacionados con la artritis reumatoides y en el lupus eritomatoso sistémico.

Las reacciones de hipersensibilidad tipo IV, también se denominan de hipersensibilidad retardada, a diferencia con el otro tipo de reacciones son los linfocitos T sensibilizados los que interaccionan con el antígeno.

Esta interacción es la que provoca la liberación de mediadores químicos de la inflamación. Además los síntomas aparecen en 24-48 hrs después de la exposición al antígeno. Ejempos de reacciones de este tipo son dermatitis de contacto, alergias a fármacos, queratoconjuntivitis.

Muy interesante:
Cristalino y las cataratas

Deja un comentario