Quistes conjuntivales: Tratamiento

Quistes conjuntivales

Los quistes conjuntivales forman parte de los tumores conjuntivales epiteliales. Cursan de una manera inocua y benigna.

La aparición de los mismos es más frecuente por procesos postoperatorios, aunque también pueden aparecer de forma espontanea, sin una etiología clara.

Habitualmente, toman forma de pequeñas inclusiones de epitelio conjuntival llenas de líquido trasparente, cuyas células calciformes segregan dentro del quiste y no hacia la superficie.

Los quistes conjuntivales pueden originar sensación de cuerpo extraño, como sucedía en el caso mostrado en la foto. Son eliminados quirurgicamente por extirpación de parte del mismo.

¿Qué son los quistes conjuntivales?

Los quistes conjuntivales son lesiones de pared fina sobre la conjuntiva bulbar rellenos de líquido transparente o a veces turbio.

No suelen causar molestias, pero son un poco antiestéticos.

La anatomía patológica muestra una cavidad interna llena de líquido revestida por una doble capa epitelial.

Si es preciso, pueden puncionarse con una aguja bajo anestesia tópica, aunque a menudo recidivan.

Hay que procurar el sangrado en el interior del quiste escindido porque favorece la adhesión de sus paredes y reduce la probabilidad de recurrencia.

En caso de recidiva, puede resecarse la pared de los quistes conjuntivales bajo anestesia tópica.

El diagnóstico diferencial incluye los quistes de inclusión secundarios tras cirugía conjuntival y las linfoangiectasias.

Estas últimas son cadenas de canales quísticos o en forma de salchicha de pared transparente que pueden estar llenas de sangre (linfoangiectasias hemorrágicas).

Muy interesante:
Hiperemia conjuntival: Tipos y Tratamiento