Quimioterapia: Efectos oculares

quimioterapia

Quimioterapia induce una toxicidad ocular que incluye un amplio espectro de desordenes que afectan a distintas estructuras oculares:

Quimioterapia: Efectos oculares secundarios

  • Alteraciones dermatológicas de la piel de los párpados y cejas.

Entre los efectos secundarios cutáneos están la hiperpigmentación y eritema acral, otros efectos secundarios menos frecuentes son la fotosensibilidad, hipersensibilidad, etc.

  • Caída de cejas y pestañas.

La alopecia o pérdida de pelo es uno de los efectos secundarios más frecuentes del tratamiento oncológico, afecta principalmente a la cabeza pero puede aparecer en cualquier parte del cuerpo y por ello, tanto cejas como pestañas (madarosis) pueden caerse total o parcialmente.

Aunque es un efecto secundario reversible, estos pacientes tienen mayor riesgo de irritación ocular, entrada de cuerpos extraños en el ojo, infecciones, etc., debido a que la función principal de cejas y pestañas es protectora.

  • Estenosis del punto lagrimal.

La estenosis, es decir, la constricción o estrechamiento del punto lagrimal se asocia con sintomatología de epífora y lagrimeo excesivo.

Quimioterapia: Efectos secundarios del segmento anterior

  • Alteración de la película lagrimal.

La quimioterapia puede causar cambios tanto cualitativos como cuantitativos de la película lagrimal, lo cual puede dar lugar no sólo a síntomas de irritación y ojo seco, sino que además puede conducir a complicaciones corneales y conjuntivales que conducen a daños en el epitelio corneal y conjuntivo.

  • Alteraciones corneales y conjuntivales.

Algunos fármacos como el Tamoxifeno se han asociado con la aparición de opacidades corneales que consisten en depósitos de coloración marrón-dorado que suelen adoptar forma de vortex o remolino, de ahí que reciba el nombre de Queratopatía Verticillata.

Muy interesante:
Endotropia acomodativa: Tipos

Aunque estos depósitos aparecen de manera bilateral en la córnea central e inferior, no suelen afectar la visión luego no requieren ningún tratamiento a no ser que causen complicaciones.

La más frecuente es la subcapsular posterior.

Quimioterapia: Efectos oculares secundarios del segmento posterior

  • Retinopatía tóxica.

Aunque las alteraciones del segmento posterior no son frecuentes, en algunos casos puede causar una marcada pérdida de visión, especialmente con el uso de Cisplatino, el cual causa una retinopatía bilateral, que desemboca en pérdida de visión irreversible.

Pero el fármaco en el que pondremos especial atención es el Tamoxifeno, que aunque tiene pocos efectos secundarios sistémicos y las complicaciones oculares son infrecuentes, puede producir toxicidad retiniana produciendo una Maculopatía Cristalineana toxica, dicha maculopatía se produce como consecuencia del acumulo de múltiples depósitos amarillentos, cristalinos y bilaterales que tienden a depositarse a modo de anillo alrededor de la mácula, y que aunque se finalice el tratamiento persisten en la retina.

Otros fármacos como el Interferón se han relacionado con la aparición de Retinopatía caracterizada por la presencia de exudados algodonosos y hemorragias retinianas.

  • Neuropatía óptica.

La inflamación y edema del nervio óptico es otro de los efectos secundarios que han sido identificados en algunos pacientes con tratamiento de quimioterapia.

El Tamoxifeno se ha asociado con la aparición de neuritis óptica bilateral seguida de atrofia óptica y pérdida visual, aunque este efecto está relacionado con la dosis administrada

Con el uso de Interferón, se han comunicado neuropatía óptica isquémica que puede ser bilateral, presentándose con edema óptico de disco y que progresa a atrofia óptica.

Comentarios

  1. juan ruiz 9 agosto, 2015
  2. Isabel 7 abril, 2018