Queratoconjuntivitis límbica superior

Queratoconjuntivitis límbica superior

Queratoconjuntivitis límbica superior es un síndrome de intolerancia a la lente se contacto caracterizado por cambios estructurales en la porción superior de la córnea y de la conjuntiva bulbar y tarsal.


Patología generalmente bilateral, poco común, asociada frecuentemente a disfunción tiroidea.
Se suelen observar:

  • Papilas en la conjuntiva tarsal superior.
  • Hiperemia y tinción conjuntival.

Su causa suele ser por hipersensibilidad a determinados conservantes empleados en algunas soluciones de mantenimiento, que se pueden agravar por la irritación mecánica del borde de la lente hidrofílica.

Queratoconjuntivitis límbica superior: Signos y síntomas

  • Sensación de quemazón.
  • Lentes con depósitos difíciles de eliminar.
  • Irritación ocular.
  • Enrojecimiento ocular.
  • Fotofobia.
  • AV normal o muy reducida.
  • Epiteliopatía localizada en la zona superior de la córnea y en algunos casos también en la zona central.
  • Pannus en casos avanzados.
  • Hiperemia de la conjuntiva bulbar superior.
  • Infiltrados.
  • Tinciones cornealesy conjuntivales en la región límbica superior.
  • A veces hipertrofia papilar en la conjuntiva tarsal superior.

Párpados: norm ales o pueden mostrar retraso en el movimiento palpebral y retracción si se aso cia a oftalm opatía tiroidea.

Secreción: mucoide.

Papilas: grado 1 en la conjuntiva tarsal superior.

Conjuntiva superior: hiperémica y engrosada.

Limbitis: leve

Córnea: erosiones punctatas en la córnea superior y filamentos.

Adenopatía preauricular: ausente

Tratamiento de la Queratoconjuntivitis límbica superior

El tratamiento a seguir es la suspensión del uso de las lentes de contacto lo primero si esta condición se encuentra en los primeros estadios con esto y el uso de colirios lubricantes suele remitir en varios meses. Cuando la condición está en estadios moderados o avanzados el tratamiento además es médico.

Muy interesante:
Melanocitosis ocular congénita: Melanoma

Una vez que la Queratoconjuntivitis límbica superior ha sido totalmente controlada, el uso de lentes RPG puede ayudar a evita la recidiva, ya que el diámetro de esas lentes no exacerbará la condición preexistente.

Deben usarse lubricantes (son preferibles las lágrimas sin conservantes) de modo regular y frecuente para reducir la fricción entre las conjuntivas tarsal y bulbar.

Acetilcisteína al 5% o al 10% cuatro veces al día para romper los filamentos y mejorar la lubricación.

Estabilizadores del mastocito y corticoides para controlar cualquier componente inflamatorio; los corticoides deben emplearse en pautas intensivas cortas con reducción rápida, y solo en casos graves.

Se han obtenido resultados prometedores con la rebamipida tópica.

Ciclosporina al 0,05% dos veces al día como tratamiento principal o coadyuvante, sobre todo si coexiste una queratoconjuntivitis seca.

Ácido retinoico para retardar la queratinización.

El colirio de suero autólogo al 20% puede ser beneficioso, pero puede ser necesario instilarlo hasta 10 veces al día.

Las lentes de contacto blandas se interponen entre el párpado y la conjuntiva superior y pueden ser eficaces en algunos casos. Curiosamente, a veces una lente en un ojo consigue una mejoría bilateral.

Inyección supratarsal de corticoides. Puede romperse el ciclo inflamatorio con 0,1 ml de triamcinolona (40 mg/ml).

Oclusión temporal de los puntos lagrimales superior o inferior.

La resección de la conjuntiva límbica superior, bien desde el limbo superior hasta 2 mm por encima, o bien del área teñida con rosa de Bengala, a menudo es eficaz en los casos resistentes.

Se elimina la conjuntiva laxa, y la que vuelve a crecer tiende a anclarse con más firmeza. No hay consenso sobre si debe eliminarse o no la cápsula de Tenon subyacente.

Muy interesante:
Blefaritis: Tipos y tratamientos

Ablación conjuntival mediante nitrato de plata al 0,5% (no en barras cauterizadoras) o cauterización térmica del área afectada.

El tratamiento de la disfunción tiroidea asociada puede mejorar la Queratoconjuntivitis límbica superior.

Deja un comentario