¿Puedo fabricar mis gafas?


En el sector de la óptica, si tuviera que decantarme por una preferencia en lo que se refiere a los productos con los que trabajamos todos y cada uno de los días, seguramente las monturas se hallarían en la primera preferencia. Debo reconocer que las monturas o bien las gafas de sol, me apasionan, y creo que he encontrado la manera de fabricarlas a mi manera.

Ya desde el instante en que estudiaba óptica y optometría en la Universidad Complutense de la capital española soñaba con dedicarme un día a diseñar monturas y a fabricarlas con mis propias manos, a crear nuevas formas, a imaginar nuevas tecnologías y a dar rienda suelta a mi imaginación para conseguir una imagen espectacular con mis ojos además de una comodidad ilimitada.

Desde mis años de estudiante mucho ha llovido, he trabajado en ópticas (y en otros muchos sitios), he montado cientos y cientos de gafas de vista con sus cristales, las he clasificado, las he estudiado, las he odiado por la complejidad de sus montajes, las he admirado por su belleza en salones y escaparates, aunque por desgracia jamás las he desarrollado y elaborado por mí mismo.

Todo lo que os acabo de contar tiene una meta, que comprendáis la razón de este artículo.

Publicar este artículo y compartirlo con vosotros es mi forma de mitigar esa aspiración latente de transformarme un día en un diseñador de monturas y para esto mi antídoto es gozar viendo trabajar a otros, gente que va desde el diseño de la montura hasta la propia fabricación. Envidia sana y placer para los ojos.

Hay gafas de madera, de bambú o bien monturas en acetato.

Muy interesante:
Federópticos: Nueva oferta

Índice

¿Y si nos compramos una impresora 3d?

La impresión 3D no solo solventa inconvenientes industriales complejos, sino ya es parte integrante de nuestras vidas y nos ayuda a mejorarlas. Y un buen ejemplo de ello sería la impresión de objetos que empleamos todos y cada uno de los días y que nos resultan indispensables.

¿Sería posible imprimir unas gafas de vista y ponerles cristales?

Pues sí, nuestro sueño es posible. Las impresoras 3d permiten fabricar gafas de vista tan resistentes en la que podemos poner los cristales ópticos.

Si usáis gafas, sabéis de la complejidad de elegir una gafa que aparte de que nos guste, nos sienten bien en el rostro. No hay peor gafa que aquella que siempre se está callendo.

A mí me ha pasado (y últimamente) escoger una montura, probármela y ver que era demasiado pequeña para mi cara o bien que no me quedaba bien.

Con las impresoras 3d podemos resolver este inconveniente.

Primero necesitamos hacernos una foto, entonces introducimos nuestro rostro a un programa que es capaz de pasar la imagen 2d a 3d y así podemos imprimir una montura con nuestras medidas, totalmente personalizada.

A continuación, podemos imprimir varios prototipos para considerar si nos vemos mejor con formas redondeadas o cuadradas. Y no os preocupéis. El material de impresión cuenta unos 20 céntimos, por lo tanto nos podemos permitir el lujo de imprimir varias formas hasta dar con el correcto.

Cuando todo ha terminado, debemos de reemplazar las bisagras por unos imanes de neodimio, lo que logra que no se rompan y que sean más durables.

Muy interesante:
Gafas deportivas: Tipos

¿Existe alguna empresa que haga gafas impresas?

Sí, por ejemplo Wlasses.

Su sede está en Madrid y son capaces de fabricar gafas totalmente personañlizadas mediante la impresión 3d.

El mundo de la óptica que se caracteriza por ser tradicional, esta empresa se ha planteado a fabricar unas gafas diferentes a cada persona del planeta pues es muy evidente que no todas las razas del planeta tienen la misma fisionomía.

¿Queréis unas gafas impresas? Posiblemente sea el futuro muy cercano…