Párpados caídos o inflamados: Dudas

Párpados de los ojosLos párpados son repliegues cutáneos pares y móviles que recubren el globo ocular por delante. Están formados, de delante atrás, por: la epidermis, constituida por epitelio pavimentoso, estratificado y queratinizado;

Un tejido conectivo laxo donde se encuentran el músculo orbicular palpebral (oclusión o cierre) y el músculo elevador (sistema de apertura).

Y el tarso, compuesto por tejido fibroso denso, donde se alojan las glándulas sebáceas de Meibomio (muy desarrolladas y separadas por folículos pilosos) y la conjuntiva tarsal.

Anatomía de los párpados:

En el borde superior del tarso se inserta el músculo de  Müller (liso e involuntario). En el borde libre palpebral se implantan las pestañas, con las glándulas sebáceas anexas a Zeis.

Entre las pestañas se encuentra la desembocadura de las glándulas sudoríparas de Moll. En la parte posterior del borde libre palpebral se localizan los orificios excretores de las glándulas de Meibomio.

¿Por qué si inflaman los párpados?

Los párpados inflamados suelen tener como causa, una infección crónica. Y dependiendo de su localización, se pueden clasificar en difusas o localizadas.

  • Blefaritis:

Inflamación crónica del borde palpebral, a menudo acompañada de trastornos secundarios en la conjuntiva y la córnea, por lo que también se denomina blefaroconjuntivitis.

Constituye una de las patologías oculares más frecuentes.

Se dividen en dos grupos según afecten de forma primordial a la base de las pestañas (blefaritis anterior) o a las glándulas de Meibomio (blefaritis posterior); muchas veces existen formas mixtas.

BLEFARITIS ANTERIOR:

-Blefaritis estafilocócica o ulcerosa: es una infección crónica de la base de las pestañas, generalmente producida por Staphyloccus aureus y, en ocasiones, epidermidis.

Existe una dilatación vascular del borde palpebral y escamas duras alrededor de las pestañas en su base, denominadas collaretes. Por reacciones a las exotoxinas del estafilococo pueden presentarse de forma secundaria conjuntivitis, queratitis o ambas.

Muy interesante:
Monovisión para los pacientes con diplopia

-Blefaritis seborreica: frecuentemente está asociada a una dermatitis seborreica, con afectación de cuero cabelludo, pliegues nasolabiales y retroauriculares.

Normalmente en estos párpados inflamados, el borde palpebral está menos inflamado que en la anterior, presenta aspecto brillante, con abundantes escamas y costras blandas y grasientas que se distribuyen por todas las pestañas y que, al retirarse no dejan úlceras.

BLEFARITIS POSTERIOR:

Es una disfunción o una inflamación de las glándulas de Meibomio. Puede asociarse en muchos casos a ácne rosácea o a una blefaritis anterior seborreica.

Existe enrojecimiento e irregularidad del borde palpebral posterior y la secreción de las glándulas es más espesa.

El paciente se queja de irritación ocular y escozor, el borde palpebral está hiperémico, puede existir pérdida de las pestañas (madarosis) o disposición anormal de las mismas (triquiasis); además puede inducir un síndrome de ojo seco por alteración de la capa lipídica y luego de todas las capas.

Párpados inflamados localizados:

  • Orzuelo:

Infección estafilocócica focal y aguda de las glándulas de Zeiss, Möll o Meibomio. Presenta características de la inflamación (dolor, calor, rubor, así como tumor).

La mayoría de las veces se resuelve incluso sin tratamiento, pero puede evolucionar a la formación de un absceso que drene a la piel de forma espontánea.

– Tratamiento:

Se puede acelerar su evolución con la aplicación de calor local mediante compresas calientes. Además, se pueden utilizar pomadas anitibióticas. En ocasiones es necesaria una evacuación quirúrgica.

Si el orzuelo recidiva con frecuencia, se pensará en la posibilidad de una blefaritis difusa de base o de patología sisitémica asociada como diabetes.

Inflamación local granulomatosa crónica de una glándula de Meibomio con retención de secreciones.

En la palpación se aprecia una tumoración dura no deslizable, situada en el tarso y que no produce dolor a la presión. Puede infectarse secundariamente.

– Tratamiento:

Estos párpados se pueden tratar con calor local, corticoides inyectados en el quiste o mediante extirpación quirúrgica.

Ptosis: Párpados caídos

Es la caída del párpado superior. Esta caída puede ser total, si cubre todo el área pupilar o parcial.

Muy interesante:
Punto de reposo: Acomodación

Dependido de su grado puede bloquear o dificultar la visión, por lo que su tratamiento y pronostico será diferente si se trata de un niño o un adulto.

Cuando es presente en el nacimiento se denomina ptosis congénita, y si un niño nace con ella debe ser tratada y revisada por un oftalmólogo ya que al dificultar la visión podría desarrollarse una ambliopía.

Párpados caídos: Causas

La ptosis presente en el nacimiento generalmente es debida a un defecto del musculo elevador de párpado, y puede ir asociarse a otras anomalías oculares y generales, como: Enfermedades musculares, tumores palpebrales, movimientos anormales de los ojos, enfermedades neurológicas, y errores de refracción.

Los síntomas más comunes son la caída de los párpados con la imposibilidad de subirlos y la presencia de una tortículis o posición anómala de la cabeza hacia atrás para compensar la caída del párpado, que eso a la larga puedo generar alteraciones en el cuello.

Las Secuela principal de la Ptosis es la ambliopía por tener el área pupilar ocluida y privar el desarrollo de la visión en niños.

También puede provocar astigmatismo y estrabismo que pueden agravar el riesgo de ambliopía.

El tratamiento normalmete es quirúrgico, pocos casos pueden ser tratados médicamente.

La intervención estará condicionada por el valor de los siguientes factores: la edad, la uni o bilateralidad, el grado, la presencia de torticulis, la fuerza del músculo elevador y la presencia de un estrabismo.

Tipos de caída de los párpados:

Resulta de utilidad clasificar la caida de los párpados en un grupo de pseudoptosis y otro de ptosis verdaderas, que a su vez pueden ser de origen congénito o adquirido.

Muy interesante:
Test de Rejilla: Prueba óptica
Párpados
Párpados tratados de Ptosis.

La pseudoptosis se observa en pacientes con falta de volumen orbitario, exceso de piel palpebral o hipotropía.

La ptosis congénita suele deberse a la disgenesia del músculo elevador del párpado superior, que puede ser uni o bilateral y afectar también al músculo recto superior, acompañándose en este caso de una elevación deficiente del globo ocular.

La adquirida puede ser de origen aponeurótico, mecánico, neurogenético o miopático.

En todo paciente se debe realizar una historia clínica y una exploración detallada que preste especial atención a detalles como la duración, la progresión o variabilidad, los síntomas asociados, como la diplopia o la debilidad de otros músculos sistémicos, y otros antecedentes como traumatismos durante el parto, traumatismos cefálicos u orbitarios o el uso de lentes de contacto.

Ptosis: Evaluación

La exploración debe cuantificar el grado de caída de los párpados existente. En la posición primaria de la mirada el párpado superior cubre por lo general el limbo corneal de 1 a 2 mm.

La posición del párpado inferior también debe valorarse, y normalmente toca el limbo corneal inferior.

Se debe registrar la distancia entre el reflejo de un haz de luz sobre la córnea y el borde palpebral así como la medida de la hendidura palpebral o la presencia de irregularidades en el contorno palpebral.

La distancia existente entre el borde palpebral y el surco palpebral superior en la posición primaria de mirada, es la porción cutánea de la porción tarsal.

El surco palpebral corresponde a la línea de inserción de la aponeurosis del elevador en la piel y se mide en milímetros como la distancia existente entre el borde palpebral y el surco palpebral con el ojo en infraducción.

Por último, debe explorarse el fenómeno de Bell y se deben buscar signos de enfermedades neurológicas o sistémicas.