Ortoqueratología: Preguntas Frecuentes

ortoqueratologia

Las lentes de ortoqueratología llamada también Orto-K, reduce la miopía mediante la adaptación de lentillas con diseños especiales. Estas lentes moldean la córnea variando su curvatura mientras se duerme. Por la mañana, el paciente se las quita y ve bien el resto del día.

Ortoqueratología: ¿Es segura?

Si. Los resultados que ofrece esta técnica son muy satisfactorios tanto por su rapidez de acción como por su seguridad. Las expectativas han mejorado aún más gracias al desarrollo de la tecnología. De cualquier modo, la adaptación de este tipo de lentes exige un estudio personalizado.

  • ¿Se puede utilizar a todas las edades?

En las edades en las que se obtienen mejores resultados es en jóvenes, si bien la Orto-k también se puede emplear en personas de más edad.

  • ¿Qué ventaja ofrece la ortoqueratología frente a la cirugía?

Es una opción adecuada para el tratamiento óptico de la miopía, totalmente reversible: cuando se dejan de usar las lentes de contacto, la forma inicial del ojo se recupera evitando las posibles complicaciones de la cirugía refractiva.

A diferencia de la cirugía láser, no se hacen cortes ni se produce un debilitamiento de la córnea.

Cuando se llevan puestas, apenas se notan. Y como sólo se usan durante el sueño, se evitan las molestias asociadas a llevar las lentillas durante el día.

  • ¿Cuanto tiempo duran?

Para su correcto funcionamiento es necesario reemplazarlas todos los años. Su cuidado es sencillo, similar al que requieren las lentes de contacto convencionales. Sólo hay que limpiarlas cada día con un líquido especial y guardarlas en su estuche.

Muy interesante:
Lentes de contacto para los ojos secos

Ortoqueratología: Opinión

Aunque parezca novedad, es una técnica con muchos años de recorrido. Tiene el mismo número de seguidores que de detractores aunque la mayoría de las opiniones se basan más en la economía que no en la salud ocular.

Bien en cierto que la  Ortoqueratología es un proceso delicado, largo y sensible. Y la mayoría de los problemas aparecen por la dejadez del propio paciente.

Ortoqueratología nocturna es una técnica no quirúrgica mediante las cuales se puede reducir e incluso en algunos casos, eliminar la miopía.

Para ello, se utilizan unas lentes de contacto especiales, llamadas lentes de geometría inversa, que unidas a un sistema de adaptación basado en la topografía corneal, consiguen modificar la forma de la córnea y reducir entre dos y cuatro diotrías de miopía.

No se trata de una simple adaptación de lentes de contacto, sino de un tratamiento que requiere controles periódicos, y frecuentes cambios de lentes hasta encontrar el resultado deseado.

La ortoqueratología tiene similitud con las ortodoncias, excepto que, al ser la córnea un tejido blando y elástico, al terminar el tratamiento se deben utilizar durante algunas horas al día las lentes de contacto retenedoras para mantener la forma de la córnea.

La reducción de miopía que se puede obtener con la ortoqueratología oscila entre dos y cuatro dioptrías en función del valor de excentricidad corneal de cada paciente.

Dado el carácter elástico y la memoria de forma de la cornea, la reducción dióptrica obtenida es de carácter transitorio, es decir que si el paciente abandonase el uso de sus lentes, la miopía volvería a su situación inicial.

Muy interesante:
Líquido de lentillas ideal

Ortoqueratología nocturna: Adaptación

Esta técnica carece de efectos secundarios y las posibles complicaciones son las mismas que en cualquier otro usuario de lentes semirrígidas.

El sistema de adaptación programado requiere de un sofisticado equipamiento, cambios frecuentes de lentes y rigurosos controles periódicos.

El tratamiento dura seis meses aproximadamente, pero no todo el mundo es un buen candidato para la ortoqueratología.

Antes de iniciar cualquier tipo de tratamiento, los pacientes son sometidos a un minucioso examen visual y ocular y solamente cuando se tienen todos los datos se decide que es lo mejor para cada caso.

Deja un comentario