Ojos y piscina: Consejos

En una piscina de cloro (es decir, no de agua salada), la natación durante todo el día sin protección para los ojos puede causar un poco de enrojecimiento e irritación.

En la mayoría de los casos, las piscinas no contienen cloro suficiente para conseguir causar problemas de salud. Pero recuerde sin embargo, que las piscinas están llenas de contaminantes. Y el cloro se utiliza para ayudar a controlar el equilibrio del pH y desinfectar la diversión del verano.

Sin embargo, es importante tomar precauciones que ayuden a reducir el riesgo de exposición al cloro. He aquí hay algunos consejos para protegerse cuando vayas a nadar:

  • No use lentes de contacto en la piscina  (o lago, océano, etc.) Si lo hace, expone a los ojos a una gran cantidad de  bacterias  y microorganismos que pueden conducir a infecciones graves.
  • Use gafas para ayudar a que no entre cloro en sus ojos.
  • Preste atención a los olores cuando esté en la piscina. Un olor muy fuerte a cloro, no significa que la piscina esté extra-limpia, significa que tiene demasiado cloro.
  • Siempre tome una ducha con agua y jabón inmediatamente después de nadar en una piscina para evitar la irritación de la piel por el cloro de la piscina.
  • No pase demasiado tiempo en zonas de la piscina que tenga techo, ya que hay más vapores químicos en el aire. Por lo tanto limitar el tiempo en estas zonas.
Muy interesante:
¿Cómo crecer las pestañas? Latisse