Nistagmo congénito: Tipos

Nistagmo congénito

El nistagmo congénito aparece antes de los 6 meses de edad. Es un movimiento horizontal pendular en posición primaria que se transforma en un nistagmo resorte en la mirada excéntrica.

Su amplitud es igual en ambos ojos, puede tener un componente rotatorio (pero no vertical) y los pacientes no refieren oscilopsia.

Puede verse influido por diversos factores, a veces existe un “punto neutro” en el que disminuye su amplitud, que puede aprovecharse para adoptar ciertas posiciones de la cabeza (normalmente un giro de la cara) para mejorar la agudeza visual al concentrarse; disminuye con la convergencia, por lo que los pacientes tienden a acercarse los objetos.

Esto mejora la capacidad de lectura, y los niños casi siempre pueden seguir una escolarización normal. A veces se desarrolla una endotropia variable (síndrome de bloqueo de nistagmo) al utilizarse la convergencia para suprimir el nistagmo. El balanceo de la cabeza puede mejorar la visión (spasmus nutans); y los estímulos optocinéticos típicamente causan una inversión del nistagmo congénito que bate en la dirección de giro de las bandas.

Nistagmo congénito: Tipos

Existen varios tipos. En la endotropía del lactante, se observa nistagmus latente al ocluir el ojo, con la fase rápida batiendo hacia en ojo destapado. Este nistagmo puede hacerse manifiesto si existe privación sensorial de un ojo por cualquier causa.

El nistagmo congénito por déficit sensorial se debe a privación visual (cataratas, albinismo ocular, distrofia retiniana, atrofia óptica…) y tiende a desarrollarse en los 2-3 primeros meses, a veces asociado a fotofobia.

Los niños con distrofias retinianas a menudo tienen un fondo de ojo inicialmente normal y requieren pruebas electrofisiológicas para descartar enfermedades como la amaurosis congénita de Leber.

Muy interesante:
Nódulos de Lisch: Definición

El nistagmo congénito idiopático (motor) es menos frecuente y suele aparecer algo después de los 3 meses de edad.

Los pacientes tienen ojos y vías visuales anteriores normales pero agudeza visual reducida y presentan un desarrollo normal, aunque a menudo sufre estrabismo. Puede transmitirse con patrón dominante o ligado al cromosoma X.

Los diferentes tipos de nistagmo congénito no pueden distinguirse únicamente por su patrón de movimiento.

Comentarios

  1. Daniela 8 noviembre, 2017
    • Judit 10 enero, 2018