Neuropatía Óptica Isquémica Anterior

Neuropatía Óptica Isquémica Anterior

La neuropatía óptica isquémica anterior se define como un infarto en la cabeza del nervio óptico (interrupción del aporte sanguíneo, tras el cual se produce un determinado grado de isquemia con su consecuente pérdida visual asociada).

La neuropatía óptica isquémica anterior es una de las principales causas de pérdida de visión entre personas de 50 a 70 años y se caracteriza por un episodio unilateral, súbito e indoloro de pérdida de visión, aunque se considera generalmente que la etiología es sistémica por lo que la afección puede ser bilateral. En mayores de 60 años, la arteritis craneal de células gigantes o arteritis temporal es una causa frecuente.

Neuropatía óptica isquémica anterior: Signos

  • Pérdida repentina de la visión, puede haber dolor de cabeza severo y sensibilidad temporal.
  • La oftalmoscopía revela hiperemia y/o edema de papila, incluso con exudados y hemorragias en llamarada. Suele ser unilateral, aunque a veces puede afectar pronto al otro ojo.
  • En arteritis temporal puede además darse un intenso malestar.

Neuropatía Óptica Isquémica Anterior: Etiología

Consiste en focos de inflamación en el interior y en los alrededores del nervio óptico. Tiene lugar en enfermedades desmielinizantes, como la esclerosis múltiple, después de enfermedades virales, a consecuencia de un infarto de la cabeza del nervio óptico, en la arteritis temporal u otras enfermedades oclusivas en los vasos ciliares.

  • Derivación:

– Derivar urgentemente al hospital, para tratamiento de esteroides orales y se realiza un análisis de sangre.

Muy interesante:
Conjuntivitis Papilar Gigante

– Se refiere el paciente a su oftalmólogo y neurólogo.