Miopía Magna: Dudas y Tratamiento

miopía magna

Miopía magna es un defecto refractivo por el cual las imágenes se forman antes de llegar a la retina. Esta anomalía se puede original por dos motivos aunque en la mayoría de los casos, se manifiestan a la vez.

Un motivo es porque las lentes oculares (córnea y cristalino) son demasiado potentes y el otro es por la existencia de una longitud axial excesiva.

Cualquiera de las dos causas, provocará una muy mala visión. Y si estamos hablando de una miopía -10, el sujeto no podrá ver bien en ninguna distancia e incluso con las gafas, verá los objetos muy reducidos y por lo tanto, la recomendación se tiene que basar en el uso de las lentillas.

Cuando hay una miopía elevada de unas 10 o 12 Dioptrías, hablamos de miopía magna.

Miopía Magna: Evolución

Suele hacerse evidente antes de los diez años de edad y puede progresar hasta por encima de los treinta años. Tiene un carácter hereditario y es más frecuente en mujeres.

Normalmente la miopía simple no va asociada a ningún problema ocular, mientras que la degenerativa suele ir acompañada de determinadas enfermedades oculares, por eso es importante revisiones oftalmologicas periodicas.

Los pacientes con miopía alta son mas susceptibles de padecer complicaciones como cataratas, glaucoma o desprendimiento de retina.

Miopía alta: Tratamiento

Las personas con miopía magna deben de usar lentillas, ya que las gafas dan una visión muy reducida. Aunque las tienen que usar para descansar los ojos.

Muy interesante:
¿Por qué me deslumbra la luz?

Es recomendable elegir una montura fuerte, pequeña y de pasta ya que los cristales van a ser pesados y gruesos.

  • Otros tratamientos quirúrgicos serían:

– Lasik: Es una operación en la que se recorta la córnea mediante un láser. Su utilización viene determinada por el grosor corneal.

– Lente intraocular: Se coloca una lente de muy pequeño tamaño dentro del ojo. Puede ser en la cámara anterior o en la posterior y es capaz de corregir graduaciones de hasta 30 dioptrías sin apenas complicaciones.

Posiblemente, la mejor solución para una miopía magna sería con una lente intraocular y sino se corrige toda ametropía, retocar con lasik.

¿La miopía se puede prevenir?

Las investigaciones sobre la miopía magna, aún no pueden contestar a esta pregunta de manera satisfactoria.

Algunos estudios señalan que dedicar tiempo a las actividades al aire libre podría frenar la aparición de la miopía, al igual que evitar los sobreesfuerzos en visión cercana (por ejemplo, realizando descansos periódicos al leer o ver la televisión).

En cualquier caso, la prevención de la miopía es la edad escolar pasa por las revisiones visuales periódicas y una adecuada ergonomía visual (iluminación, colores, etcétera), tanto en casa como en los centros educativos.

La miopía se puede prevenir con tecnología óptica

La miopía magna no tiene tratamiento.

Es la enfermedad ocular más habitual en todo el mundo, se va a intentar prevenir mediante tecnología óptica.

El catedrático de Óptica Robert Montés Micó investigará durante cinco años las señales promotoras de procesos que generan miopía en el proyecto del European Research Council.

El objetivo de la investigación es conocer con detalle cuales son los signos que controlan los procesos acomodativos que se producen cuando el ojo humano recibe imágenes en la retina.

Muy interesante:
Revisión ocular: Calendario

De esta manera, declaró el investigador, «podremos modificarlos a fin de controlar el crecimiento que sufre el ojo y evitar, por ejemplo, alteraciones de su longitud axial».

El estudio usará la simulación visual utilizando tecnología de óptica adaptativa —empleada habitualmente a la búsqueda astronómica—, para estudiar el ojo humano y para comprobar su evolución.

El investigador espera que, «en una fase posterior tengamos herramientas para modificar las señales que controlan los procesos acomodativos del ojo mediante dispositivos ópticos, a fin de controlar la progresión miópica, especialmente en niños»

La miopía magna se ha convertido en una enfermedad muy importante de salud pública, además de ser la más habitual, ya que representa el 80%.

Su incremento aumenta el riesgo de otras como por ejemplo la ceguera, el glaucoma, la retinopatía, el desprendimiento de retina o las cataratas. Se ha comprobado un crecimiento de la prevalencia de la enfermedad en los países desarrollados porque, además de factores hereditarios,  se vincula a visiones próximas.

De hecho, en Estados Unidos en sólo 30 años, ha pasado de afectar al 25 % de la población al 42 % y, por lo tanto, a implicar un coste anual de 7,2 billones de dólares, según Robert Montés Micó.

La prevalencia en África o India es del 10 %; del 15 % en América del Sur y del 60 al 8 0% en algunas zonas de Asia (hasta el 90 % en China y Taiwan), pero por motivos genéticos.

Hasta la actualidad no hay terapia efectiva contra la curación ya que las operaciones de miopía magna evitan la utilización de gafas o lentes de contacto, pero no acaban con la enfermedad.

Muy interesante:
Ojos y piscina: Consejos

Montés Micó ha señalado que este proyecto «permitirá adelantar en el tratamiento y prevenir su evolución con la creación de gafas o lentes que frenan el avance de la enfermedad o acaban con ella». También aportará información sobre la afección en Europa.