Miodesopsias o moscas volantes

Miodesopsias

Las miodesopsias también llamadas moscas volantes, se manifiesta en la visión como un conjunto de manchas, puntos o filamentos (a menudo en forma de telaraña) suspendidos en el campo visual.

Se trata de opacidades que se forman en el humor vítreo, el cuerpo gelatinoso del globo ocular, y que con el paso de la luz proyectan su sombra sobre la retina.

Son como pequeños grumos que se encuentran flotando dentro del vítreo. Suelen ser proteínas y otras moléculas.

En la mayor parte de los casos, son una consecuencia natural del envejecimiento de este cuerpo vítreo, que va perdiendo agua y disminuyendo de volumen.

En consecuencia, las proteínas vítreas que han perdido agua se condensan perdiendo transparencia. Aunque estas manchas parecen estar frente al ojo, en realidad flotan en el interior de este.

Las personas que padecen las moscas volantes refieren una mancha negra en movimiento. Cuando no es grave, la mancha desaparece en poco tiempo. Pero a veces la intensidad hace inevitable la aplicación de un tratamiento.

Se han identificado como principales factores predisponentes la edad (aunque esto no quiere decir que no lo padezca gente joven, incluso niños) y la miopía.

Se observa un aumento en la incidencia de las miodesopsias con la edad. En el segundo caso, se argumenta que los miopes, por disponer de un ojo más alargado, tienden a acelerar el proceso de desprendimiento vítreo.

Cuando aparecen de forma muy repentina o asociadas a fotopsias (destellos de luz), debe acudirse a un médico.

Algunas de las recomendaciones más conocidas son, “no seguirlas” y si aparecen muchos cuerpos flotantes, o se perciben destellos de luz, o si se sufre la pérdida de la visión lateral, acudir al oftalmólogo.

Muy interesante:
Miopía nocturna: Estudio

Índice

Miodesopsias: Causas

Constituyen un fenómeno muy frecuente a partir de los 50 años, pero también puede aparecer en personas mas jóvenes, sobre todo si son miopes.

En la mayoría de las personas, están causadas por el desprendimiento de vítreo y suele ser un fenómeno sin repercusiones para la salud ocular.

Sin embargo, en algunos casos poco frecuentes, el vítreo al desprenderse, provoca tracciones, roturas retinianas o incluso sangrados que sí pueden tener mayor trascendencia, puesto que pueden ser el origen de un desprendimiento de retina.

La miodesopsia o mosca volante es la aparición en el campo de visión de puntos, nubes o telarañas que se mueven libremente por el campo visual, y son más evidentes al mirar una superficie clara y brillante.

Generalmente no requieren tratamiento y la mayoría de los pacientes no las ven habitualmente y no quitan visión.

El vítreo es un líquido transparente y gelatinoso que rellena la parte posterior del ojo.

En condiciones normales se encuentra anclado en la retina, que forma las paredes del fondo de ojo. A medida que envejecemos, el vítreo se va encogiendo y separando de la retina.

Miodesopsias
Miodesopsias graves.

Cuando esta separación es total, se produce lo que en oftalmología se llama desprendimiento del vítreo (no confundir con el desprendimiento de retina).

El vítreo queda entonces suelto y generalmente suelen aparecer miodesopsias asociadas.

En algunas personas las moscas son mas intensas y pueden ser debidas a hemorragias dentro del humor vítreo, y requieren una exploración más en profundidad sobre el sangrado.

  • Causas comunes:
Muy interesante:
Nistagmo: Causas y definición

El vítreo es un gel transparente que rellena el ojo (le da forma) y esta unido a la retina. Las posibles causas de la aparición de las miodesopsias son:

  1. Por separación del humor vítreo con la retina, que produzca fotopsias.
  2. Pérdida de transparencia del vítreo.
  3. Debido a procesos inflamatorios del ojo.

Es mas frecuente que personas con miopías elevadas u operadas de cataratas, y sobre todo se suelen percibir más en tareas de lectura donde son bastante molestas

Miodesopsias: Tratamiento

La mayoría de las veces no hay tratamiento para las moscas volantes; sin embargo si en el estudio del fondo de ojo se diagnostica un agujero en la retina o una zona de riesgo, posiblemente se realizará un tratamiento de fotocoagulación láser para sellar el desgarro y prevenir la aparición de un desprendimiento de retina.

Suelen ser un proceso fisiológico a partir de una edad. Casi en todas las personas ocurre sin ninguna trascendencia para el equilibrio del globo ocular.

Cuando aparecen muy intensas, se recomienda acudir con frecuencia a revisiones retinianas para controlar cualquier mínimo daño sobre la retina.

Cuando llegan a ser muy molestas, hay tratamientos para disminuirlas e incluso eliminarlas.

Nnca son una patología grave que requiera tratamiento. Simplemente se recomiendan revisiones.

La única solución que podemos dar a los pacientes es que muevan la cabeza de arriba a abajo o de derecha a izquierda para que puedan apartar temporalmente las miodesopsias.

¿Por qué tengo miodesopsias?

El humor vítreo es uno de los medios transparentes que forman el ojo. Ocupa todo el espacio desde el cristalino hasta la retina, siendo un medio muy espeso o gelatinoso.

Muy interesante:
Atrofia Óptica: Diagnóstico

Más que un simple fluido, el vítreo puede considerarse un tejido formado por finísimas redes de colágeno, con intersticios rellenos de un azúcar polimérico (ácido hialurónico) tremendamente hidrófilo: capta tanta agua -principal componente cuantitativo del vítreo- que sus moléculas se vuelven las mayores del organismo y se comportan como bolitas microscópicas de propiedades visco-elásticas.

El conjunto actúa como un gran amortiguador interno de los -relativamente violentos- movimientos oculares.

Contiene además células propias (los hialocitos) y transeúntes, aunque en escasa cantidad.

También acumula sustancias como la vitamina C -hasta 40 veces más que en la sangre-, que tiene un papel esencial en la protección de estructuras como el cristalino contra la oxidación por radicales libres, los cuales se forman al paso de la luz.

Desprendimiento de vítreo:

Con la edad, el vítreo va perdiendo su consistencia; aparecen cavidades acuosas en su seno y las redes de colágeno se agregan formando condensaciones.

Como éstas se desplazan con los movimientos oculares, al pasar la luz a su través producen sombras móviles que se proyectan sobre la retina.

Este es el origen principal de las llamadas “moscas flotantes” o miodesopsias.

Por estar dentro de la cámara del ojo, las moscas parecen “flotar a la deriva” con un movimiento paradójico (por la inversión óptica de las imágenes) y “huir” cuando intentamos mirarlas directamente.

En general no conllevan una merma de la capacidad visual y muchos sujetos aprenden a ignorarlas.

Las personas que sufren de miodesopsias en su visión, no deben de preocuparse en demasía.

Puede estar dentro de la normalidad fisiológica, pero si desarrollan unos síntomas graves, se tiene que visitar al oftalmólogo.

4 Comentarios

  1. Javier 30 noviembre, 2013
  2. Pablo Rollero 30 noviembre, 2013
  3. nicolas 2 diciembre, 2013
  4. Luz Ruiz 29 marzo, 2018

Deja un comentario