Microscopio Carl Zeiss: La historia

Microscopio Carl Zeiss

Para entender el Microscopio Carl Zeiss volvamos al año 1857. Rudolf Winkel funda un taller de mecánica de precisión en Gotinga para hacer microscopios. Al principio son sencillos, luego más complejos, pero siempre son buenos. Tiene éxito, exporta mucho, expande el negocio y sus hijos entran en la empresa. En 1894 recibe la primera visita de Ernst Abbe y en 1911 Carl Zeiss se convierte en el accionista principal de la empresa, que sigue creciendo.

Incluso después de 1945 se mantuvo la tradición de fabricar los microscopios de Jena en Gotinga. En 1957, la Fundación Carl Zeiss se hace con la empresa R. Winkel GmbH. Pero volvamos al presente: actualmente la compañía, que puede atribuirse muchos adelantos en el mundo de los microscopios, produce más del 80% de los microscopios ZEISS y emplea aproximadamente a 750 personas.

Durante cuatro décadas, las plantas de Carl Zeiss operaron en la Alemania oriental y occidental de forma independiente. Los logros alcanzados se distribuyen entre ambos lados, y no tiene ningún sentido apuntar más puntos en un lado que en el otro. Todo el mérito es para Carl Zeiss como unidad. Y hay muchos aspectos que merece la pena destacar en la crónica de la producción del Microscopio Carl Zeiss en los años posteriores a 1945.

¿Cuales son los logros del Microscopio Carl Zeiss?

En el 1949, por ejemplo, dan sus frutos los ingentes esfuerzos realizados en el desarrollo de microscopios electrónicos de trans- misión. Y en 1950 aparece el primer miembro de la familia estándar de Microscopio Carl Zeiss: acaba de inventarse un sistema modular altamente flexible que se convertirá en uno de los desarrollos de mayor éxito en la historia de la microscopía. Ese mismo año, Carl Zeiss solicita la patente para el invento de un cambiador de aumentos conocido como Optovar. En 1955 se celebra el lanzamiento de un fotomicroscopio completamente nuevo, con cámara integrada y control automático de exposición. El 1959 se convierte en el año de Ultrafluar. Carl Zeiss consigue desarrollar objetivos dióptricos que se pueden aplicar tanto a la luz ultravioleta como a la luz visible. Se trata de un gran paso adelante en la microespectrofotometría.

Muy interesante:
¿Tus ojos son marrones? La ciencia sabe como eres.

En 1965, los investigadores en materiales, los médicos y los biólogos se alegran por la aparición de la nueva técnica del contraste de fase interferencial (Interphako) para la medición de grosores en el rango de nanómetros e índices de refracción de volúmenes de sustancias mínimas. En 1966 se empieza con la serie de micros- copios Mikroval. Y se actualizan como segundas versiones los fotomicroscopios Ultraphot y Neophot, que gozan de una gran reputación, para seguir con su paso triunfante por el mundo. En 1969 sigue un microscopio con fotómetro de barrido para la fotometría automática de muestras microscópicas. El Microscopio Carl Zeiss es sinónimo a grandes innovaciones.

Como en 1973: ZEISS presenta el sistema de microscopios Axiomat, un sistema modular con óptica Zoom que proporciona una estabilidad y una calidad óptica hasta entonces nunca alcanzadas.
En el mismo año se presenta el Epiquant, un analizador digital automático petrográfico. En 1975 siguen los objetivos de inmersión múltiple Plan-Neofluar, y en 1976 los microscopios inversos IM 35 e ICM 405 con un diseño que marca un nuevo estándar.

En 1982, Carl Zeiss crea el prototipo de un microscopio de barrido por láser. Le sigue otra sensación ese mismo año, los microscopios Jena 250-CF con nuevos objetivos, corregidos al infinito, disponibles por fin para el uso cotidiano en medicina y biología. Cuatro años más tarde, en 1986, se presenta la óptica ICS, otro gran hito en el desarrollo óptico que sigue entusiasmando a los expertos hasta el día de hoy.

A todo lo anterior podemos agregar el sistema SI (integración de sistema), los microscopios universales Axioplan y Axiophot o el microscopio Axiotron para la inspección en la industria de los semiconductores. En 1987 se lanza el Axioskop, un microscopio de rutina de gran rendimiento, y en 1988 los microscopios inversos Axiovert. En 1995 se inicia la época del Microscopio Carl Zeiss digital con control remoto, Axioplan2 y Axiophot2.

Muy interesante:
Visión doble Hillary Clinton ¿Tiene?

¿Dónde empezamos y dónde terminamos?1990 es un gran año, y, sin que sirva de precedente, no son los microscopios los que hace que éste sea memorable: es el año de la caída del muro de Berlín, y con él el que separa a dos empresas que llevan un mismo nombre. El acuerdo entre las dos para unir sus fuerzas a partir de entonces parece darle alas al proyecto y abrir una nueva dimensión, sin fronteras ni límites.

Da la sensación que siempre ha habido una cierta afinidad entre el Microscopio Carl Zeiss y los científicos de mayor reputación. Desde siempre, las personas con unas ideas audaces han intentado acercarse a Carl Zeiss que, por un lado, solía proporcionar las herramientas y los métodos necesarios para su investigación y, el otro, mantener estrechas relaciones con las universidades y otras instituciones de investigación. Así, no es de extrañar que un buen número de ganadores del Premio Nobel hayan usado los microscopios ZEISS para sus investigaciones e inventos. Les dedicamos a todos ellos un sonoro aplauso, aunque aquí no podamos sino nombrar sólo a algunos.

Deja un comentario