Membrana Epirretiniana Macular

membrana epirretiniana

La membrana epirretiniana es un crecimiento de tejido sobre la retina que provoca contracción y arrugamiento de la misma, generalmente centrada alrededor de la fóvea, conforme se engrosa provoca deformidad vascular y fibrosis prerretiniana.

Esta patología cursa con pérdida de visión central y metamorfopsias (distorsión de las imágenes).

Membrana epirretiniana: Etiología

Es idiopática (desconocida), aunque se han encontrado asociadas a procesos como: hemorragias vítreas tras aplicación de láser en cirugía del desprendimiento de retina, uveítis posteriores o retinopatía diabética.

Aparece en el 1% de las personas mayores (más del 2% en mayores de 75 años).

Se puede diagnosticar mediante rejilla de Amsler, OCT y angiografía. Y su único tratamiento es quirúrgico mediante vitrectomía.

Síntomas de la membrana epirretiniana:

La mayor parte están asintomáticos; puede haber una visión distorsionada, disminuida o ambas. Suele ocurrir en los pacientes de mediana
edad o ancianos. El 20% es bilateral.

  • Signos:

Importantes. El espectro va de una membrana fina y brillante (maculopatía en celofán) a una membrana gris-blanca (membrana
arrugada) presente en la superficie de la retina en la zona macular.

Otros. Los pliegues retinianos se irradian desde la membrana, desplazamiento o rectificación de los vasos retinianos de la mácula, edema
macular o desprendimiento de retina.

Una condensación redondeada y oscura de la membrana epirretiniana en la mácula puede similar un agujero macular (seudoagujero).

Diagnostico diferencial con la membrana epirretiniana:

Retinopatía diabética: puede producir un tejido fibrovascular prerretiniano, que puede desplazar los vasos de la retina o desprender
la mácula. Puede haber edema macular.

Muy interesante:
Coriorretinopatía central serosa

EMQ, Edema macular quístico.

  • Etiología:

Idiopática.

Rotura retiniana, DRR, Desprendimiento de retina.

DVP, Desprendimiento vítreo posterior.

Tras crioterapia o fotocoagulación retiniana.

Tras una cirugía o un traumatismo intraocular.

Uveítis, Uveítis.

Otras patologías vasculares retinianas.

  • Estudio:

1. Anamnesis: ¿cirugía o enfermedad ocular previa? ¿Diabetes?

2. Exploración ocular completa, especialmente una valoración cuidadosa del fondo dilatado y una valoración de la mácula con una
lámpara de hendidura y una lente de 60 o 90 dioptrías, de Hruby o de contacto de fondo.

Se debe hacer una exploración periférica para descartar rotura de la retina.

3. Tomografía de coherencia óptica ( OCT ), que es útil para valorar las membranas epirretinianas.

Tratamiento:

1. Tratar la patología de base.

2. Retirada quirúrgica de la membrana, que se puede considerar si reduce significativamente la visión.

Control de la membrana epirretiniana:

No es una patología de urgencias, y el tratamiento puede instaurarse en cualquier momento.

Raramente las membranas se separan de la retina, causando una mejoría espontánea de la visión.

Después de la extirpación quirúrgica se reproduce un pequeño porcentaje de membranas epirretinianas.

Deja un comentario