Meibomitis o meibomianitis: Definición

meibomitis

La meibomitis o meibomianitis es una inflamación de las glándulas de Meibomio, que son estructuras de secreción sabácea situadas en el tarso cuya salida se encuentra en la porción interna del bode libre de los párpados.

La presentación puede ser aguda o crónica. Los orificios de las glándulas de meibomio aparecen taponados y al presionar las glándulas en el borde del párpado se observa una secreción blanco-amarillenta.

La meibomitis altera la capa lipídica de la película lagrimal aumentando la evaporación y causando síntomas de sequedad ocular.

¿Qué es la meibomitis?

La meibomitis es una inflamación de las glándulas meibomianas, localizadas en los párpados. La inflamación de estas glándulas hace que los párpados se hinchen, especialmente en los bordes rojos y dolorosos. La meibomitis generalmente es una inflamación leve que no causa daño permanente a los párpados u ojos.

Las glándulas meibomianas de los párpados derraman aceites que se absorben en la película lagrimal de los ojos. La película lagrimal es una película muy fina de líquido hecha de agua y aceites de meibomio. Al cubrir a los ojos en una fina capa de humedad, la película lagrimal lubrica los ojos y los protege de la sequedad y de la inflamación. La película es sobre todo agua, y la adición de los aceites ayuda a evitar que la película se evapore demasiado rápido. Por lo tanto, los aceites segregados por las glándulas meibomianas son esenciales para la salud de los ojos.

En la mayoría de los casos, la meibomitis se desarrolla debido a una infección bacteriana de las glándulas meibomianas, causada por el engrosamiento de los aceites secretados por las glándulas. Esto ocurre porque el engrosamiento de los aceites impide la absorción de los aceites por la película. En cambio, los aceites de meibomio se acumulan en los márgenes de los párpados. Las bacterias, que por lo general están presentes en pequeñas cantidades en los párpados, pueden crecer rápidamente con la cantidad de aceites como fuente de nutrientes, causando inflamación de las glándulas y párpados meibomianos.

Muy interesante:
Horóptero: Definición

Meibomitis: Síntomas

Generalmente son ojos irritados e incómodos, en lugar de ser severamente dolorosos. La inflamación, los párpados sensibles y la visión borrosa son síntomas comunes. En la mayoría de los casos, no se requiere ningún tratamiento especial, además de garantizar que los párpados y el medio ambiente se mantengan lo más limpios y seco posible. Si la inflamación empeora, puede ser necesario el tratamiento con antibióticos orales o un ungüento antibiótico tópico.

meibomitis
Meibomitis causada por ojo seco

La inflamación de las glándulas meibomianas puede ser complicada por una infección de una o más de las glándulas mismas, que puede ocurrir si las bacterias entran en una de ellas. La infección resultante, causa inflamación y estira el párpado y el desarrollo de una protuberancia sensible y roja en el sitio de la infección. En la mayoría de los casos, esta infección se elimina sin ningún tratamiento, pero los antibióticos pueden ser necesarios si la infección persiste.

Aunque la meibomitis generalmente es una afección leve, debe tomarse en serio debido a la posibilidad de complicaciones graves. Uno de ellos es el desarrollo de una úlcera corneal que puede causar deterioro de la visión o daño ocular. Las úlceras y otras complicaciones graves son muy raras, pero debido a que pueden causar daño permanente en los ojos, cualquier caso de inflamación de los ojos o párpados debe ser manejado con cuidado.