Lentes solares: cuatro tipos

lentes solares

Las lentes solares son las que se encarga de proteger nuestros ojos de las radiaciones nocivas, así como de reducir la fatiga ocular y mejorar la percepción visual. Para cada necesidad hay un tipo de filtro:

  • Filtro solar 0:

Lentes solares muy claras. Absorción hasta el 19 por ciento. Son las más adecuadas para interiores o cielos cubiertos. Uso sin restricciones.

  • Filtro solar 1:

Ligeramente coloreadas. Absorción del 20 por ciento al 56%. Se utilizan en un ambiente con luminosidad solar ligera (con sol y nubes en población). No son válidas para conducir por la noche.

  • Filtro solar 2:

Lentes medianamente coloreadas. Absorción del 57% al 81%. Para luminosidad solar media. No son válidas para la conducción nocturna.

  • Filtro solar 3:

Muy coloreadas (oscuras). Absorción del 82% al 92%. Para luminosidad solar fuerte (playa y montaña). No válidas para la conducción nocturna.

  • Filtro solar 4:

Sumamente oscuras. Absorción del 93% al 96%. Para luminosidad extrema (esquí y alta montaña); idóneas para asegurar una máxima protección ocular en personas intervenidas de cataratas. Estas lentes solares no son válidas para la conducción.

Y para terminar piense que si quiere obtener una mayor protección solar para tus ojos, las gafas más apropiadas son las que cubren los laterales de los ojos. Con unas gafas pequeñas, los párpados quedan muy al descubierto ante la radiación ultravioleta.

Las lentes solares para las gafas de sol, son un factor decisivo en el que debemos fijarnos, además de la protección solar.

Dependiendo del tipo de actividades que realizamos habitualmente y del ambiente en el que nos movemos, hay colores más adecuados que otros.

Muy interesante:
Campimetría visual: Pruebas

Gris: Apenas altera la percepción de los colores naturales. Es una buena elección para conducir.

Marrón: Mejora el contraste y la profundidad de campo. Está indicado para los deportes al aire libre y para las personas con miopía.

Verde: Permite una percepción de colores con pocas alteraciones. Reduce la intensidad de la luz visible sin interferir en la claridad de la visión. Adecuadas para practicar deportes náuticos y en casos de hipermetropía.

Amarillo: Menor reducción de la intensidad lumínica. Con estas lentes solares no es recomendable para conducir de día, pues puede alterar la percepción cromática de los semáforos. Sí es válido en días nublosos, brumosos o con niebla.

Naranja: Apropiado en condiciones de baja luminosidad, como la conducción con niebla, ya que incrementa el contraste. Estas lentes de color no son aptas para la protección solar.

Deja un comentario