Lentes de contacto Rígidas Permeables al Gas: Ventajas

Las Lentes de contacto Rígidas Permeables al Gas presentan algunas ventajas respecto a las lentillas Hidrofílicas:


– Permiten un mayor intercambio lagrimal entre lente de contacto y córnea, que se relaciona con menor riesgo de queratitis infecciosa.

– Permiten un aporte mayor de oxígeno a la córnea, que se traduce en un mejor respeto de la fisiología ocular y, por tanto, en menor riesgo de complicaciones oculares a largo plazo.

– Presentan mayor resistencia a depósitos proteicos, que se relaciona con menor tasa de conjuntivitis papilar gigante (CPG).

– Proporcionan mayor calidad de visión que las LCH, sobre todo en astigmatismos corneales altos, córneas irregulares (queratoconos, queratoplastias, etc), así como en pacientes post-operados de cirugía refractiva corneal.

– Permiten la obtención de efecto ortoqueratológico para la reducción temporal de la miopía.

– Al no tener contenido en agua, las Lentes de contacto Rígidas Permeables al Gas no tienen cambios de hidratación dependientes del ambiente o la lágrima del usuario, lo que confiere una mayor estabilidad a la visión.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la principal desventaja de las Lentes de contacto Rígidas Permeables al Gas es la incomodidad inicial que supone para el usuario. No obstante, resulta necesario un periodo de adaptación, tras el que se consigue un porte cómodo en la mayoría de los casos. Por tanto, esta incomodidad inicial parece un inconveniente menor comparado con las numerosas ventajas que presentan las LCRPG.

Por otro lado, las LCH suelen ser bien toleradas inicialmente; sin embargo, estos pacientes suelen referir síntomas oculares tras años de uso, y muchos presentan signos de alteraciones de la superficie ocular observables biomicroscópicamente, por lo que algunos usuarios abandonan el uso de lentes de contacto, lo limitan a actividades concretas o bien se plantean alternativas quirúrgicas para corregir su ametropía.

Muy interesante:
Lentillas Piggy Back para ectasias corneales

Entre un 10 y un 50% de usuarios de lentes de contacto abandonan su uso transcurridos 2-3 años, siendo las principales causas de abandono la incomodidad y la sequedad ocular.
Cabe destacar que las causas por las que los usuarios dejan de utilizar las lentes de contacto y su frecuencia son muy similares, tanto en LCH como en LRGP, y en ambos casos la primera causa de abandono es la incomodidad.

En algunos de estos casos, una readaptación a Lentes de contacto Rígidas Permeables al Gas puede permitir un porte cómodo y seguro.

Deja un comentario