Lentes de contacto para los ojos secos


Las lentes de contacto para los ojos secos suelen mejorar los problemas de sequedad ocular y esos pacientes, primero se quejan y después abandonan su uso. Afortunadamente existen varios remedios.

La sequedad ocular es una pandemia común en todos los pueblos que viven en los climas secos y calurosos. Y es más acentuado en los usuarios de lentes de contacto.

Lentes de contacto para los ojos secos

Si sufre los síntomas de ojos seco cuando usa lentillas, debe saber que hoy en día hay muchísimos productos y nuevos materiales, que disminuyen los síntomas y mejoran el porte de las mismas.

Ciertas lentes pueden aliviar la sequedad y además, si se usan junto con gotas lubricantes aprobadas para el uso con lentillas podemos solucionar el problema.

También es importante evaluar los productos de limpieza y desinfección, pues pueden ayudar a mantener las lentes más húmedas y por lo tanto, más cómodas.

La solución del problema comienza con la visita a su óptico para que evalúe las causas de su sequedad ocular y su incomodidad.

A veces los usuarios evitan hablar con su óptico acerca de sus molestias, por temor a que le impida llevarlas más tiempo.  Pero con la variedad actual de productos, la necesidad de interrumpir el uso por completo es muy poco probable.

Lentes de contacto para los ojos secos: Contenido en agua

Están fabricadas con materiales hidrofílicos (“amante del agua”). Unos polímeros que contienen agua para mantener la humedad y así proporcionar comodidad. El porcentaje de contenido de agua en las lentes blandas pueden variar ampliamente – de aproximadamente un 38 a 79 por ciento.

Lentes de contacto para los ojos secos
Lentillas especiales para el ojo seco.

La sequedad ocular es una queja común en la mayoría de los usuarios. Puede ayudar el uso de  lentillas especiales para ojos secos. O intentar orto-k, que consiste en usar lentes durante la noche para deformar el ojo, y conseguir ver bien por el día sin usar nada.

Intuitivamente se podría pensar que unos ojos secos necesitan un material con alto contenido en agua, pero en realidad es todo lo contrario.

Las mejores lentes para los ojos secos son las de bajo contenido en agua. Una lente con alto contenido en agua, puede perder la humedad con mayor facilidad.Además, si sus ojos son inherentemente secos y usa lentes de contacto con alto contenido en agua, pueden absorber las lágrimas, haciendo aumentar su sequedad ocular.

Si este es su caso, coméntaselo a su óptico para que le adapte un material más adecuado a sus características oculares.

Las lentes de contacto para los ojos secos suelen ser intolerables en las mayorías de las personas que sufren este diagnóstico, convirtiéndose en la primera causa de abandono.

Si en un usuario no se solventa la sensación de sequedad, tiene muchísimas posibilidades de abandonarlas

Unas lentillas correctamente ajustadas deben flotar sobre la película lagrimal. Cuando se parpadea, se debe de sustituir la lágrima que hay debajo de las lentillas por una nueva, permitiendo que los desechos sean eliminados a la vez que entran nuevos nutrientes y oxígeno fresco.

Si esta película se ve comprometida en cantidad o calidad, puede llegar a ser incómoda o incluso poco saludable para usarla.

Lentillas en el ojo seco

La mayoría de las personas que han usado lentes durante muchos años y ahora refieren molestias, probablemente estén desarrollando la enfermedad del ojo seco.

Nuestra película lagrimal no es constante durante toda vida. La calidad y la cantidad va a disminuir con el paso del tiempo.

Durante la adaptación, se evaluará el ajuste de las lentes para detectar en su fase inicial, daños en la cornea que puedan ser el resultado de tener una lágrima comprometida.

Si la lentilla en sí es el problema, un cambio de curvatura, de diámetro o de material puede solucionar la adaptación. A veces, las soluciones de mantenimiento tienen conservantes que pueden causar cambios en la superficie de los ojos, y más cuando penetran en el interior de las lentes. En este caso, lo mejor es cambiar a un sistema de limpieza basado en los peróxidos de hidrógeno.

Otras causas que pueden comprometer la calidad de la lágrima es una exposición crónica al viento y al polvo, o tener un parpadeo incompleto o poco frecuente como cuando, la persona fija la vista sobre un ordenador largo tiempo sin descansar.

Cuando se quiere adaptar unas lentes de contacto para los ojos secos, lo primero que hay que hacer es tratar la lágrima para estabilizarla. Y una vez que tengamos una lágrima de calidad, entonces comenzar la adaptación.

Muy interesante:
Lentes de contacto progresivas Air Optix

3 Comentarios

  1. Óptica por la Cara 26 noviembre, 2012
    • rollero 27 noviembre, 2012
  2. usuaria 1 febrero, 2015

Deja un comentario