Las mejores gafas para los niños

Junto con los lentes protectores UVA y UVB, las gafas de los niños también deberían tener una correa elástica para que las gafas queden bien colocadas, sobre todo si el niño no le gusta llevarlas.


Además, es fundamental tener trivex para protegerlo de objetos voladores, y lentes resistentes al impacto como el policarbonato.

Este material es casi imposible de romper (incluso es capaz de parar una bala, dicen…) y casi siempre, si se rompe o se lastima, suele cubrirlo la garantía de fábrica.

Por lo que al romperse las gafas de sol por el mal uso inconsciente del niño, la fabrica suele aceptar la garantía de los mismas.

Muy interesante:
Monturas al aire: Imagen y Dudas