Revisión ocular: Calendario

revision ocular

La revisión ocular en la infancia se tiene que hacer cuanto antes, ya que tiene una importancia extrema y puede influir en el desarrollo del niño.

Los niños pocas veces se quejan de los problemas en la vista y a veces es complicado detectarlos.

En los primeros años de vida, la revisión ocular ayuda a descartar ciertos defectos refractivos y patologías, que a la larga, pueden ser irreparables. Hasta los cinco años el ojo no ha madurado completamente, por ello es una etapa clave para detectar y remediar posibles daños.

La revisión ocular en los niños siempre son importantes aunque no tengan familiares con problemas visuales, y hay que tener en cuenta que los defectos refractivos y determinados trastornos oculares pueden comenzar a desarrollarse en cualquier momento.

Revisión ocular: Edad adulta

Los adultos debemos seguir haciéndonos revisiones de la vista periódicamente para estar a tiempo de prevenir problemas oculares, aunque nunca antes hayamos necesitado gafas o algún otro tipo de corrección óptica.

En el caso de las que ya se usen gafas o lentes de contacto, hay que comprobar si el defecto refractivo se ha estabilizado o, si por el contrario, se ha acentuado y hace falta cambiar la graduación del sistema de corrección óptica que se esté utilizando.

A partir de los cuarenta años y en especial, las personas que padecen glaucoma, tensión alta o enfermedades que pueden aumentar el riesgo de padecer complicaciones oculares, como la diabetes, deben acudir al óptico optometrista una o más veces al año, según se le indique.

De esta forma, se puede evitar que los problemas empeoren e incluso aparezcan otros más graves.

Muy interesante:
Globo ocular: Características

Comentarios

  1. Seyed abedi 19 mayo, 2012
    • rollero 30 mayo, 2012