IOL Master de Carl Zeiss

IOL Master de Carl Zeiss

El IOL Master, de Carl Zeiss, es en este momento el único dispositivo comercial que utiliza el principio de la interferometría de coherencia parcial para medir la longitud axial.

En 1999, Carl Zeiss, introdujo un nuevo biómetro basado en los principios de la interferometría óptica de coherencia parcial. Es decir, ahora en vez de sonidos, de ecos, hablamos de luz e interferencia. Como sabemos, la luz puede interferir produciendo los conocidos patrones de interferencia, pero para que esto ocurra, ha de ser luz coherente. Por eso, se utiliza la luz láser para esta modalidad de biometría.

IOL Master: Utilización

El procedimiento para realizar una medida es bastante sencillo, muy similar a hacer una queratometría o autorefractometría, y es una de las principales ventajas de este biómetro frente al ultrasónico.

Como ya sabemos, para calcular la potencia de la LIO, también necesitamos la queratometría. Por este motivo, los fabricantes incorporaron en el biómetro un queratómetro.

El resultado de una medida con el IOL Master es un ecógrafo con dos picos: el pico corneal y el retiniano.

En ojos reales, la biometría óptica sólo muestra el pico retiniano. Generalmente, no son tan “perfectas”, mostrando más “ruido”, y con picos secundarios y terciarios que se corresponden con estructuras retinianas reales, además de los picos provocados por la periodicidad de la luz diodo láser.

La biometría ultrasónica da una medida de longitud axial sensiblemente más corta que la de la biometría óptica. Un error de este tipo podría haber provocado una sorpresa refractiva de unas 3,5 Dp.

Muy interesante:
Gafas Lacoste Otoño 2014

Si comparamos ambas modadalidades de biometría, la óptica y la ultrasónica, llegamos a las siguientes conclusiones:

IOL Master: Ventajas

a) La precisión de la biometría óptica es comparable a la ultrasónica de inmersión.

b) Una ventaja imporante de la biometría óptica es su facilidad de realización, lo que la convierte en técnica de elección en niños.

c) En ojos miopes altos, el biómetro óptico salva el inconveniente del estafiloma posterior, gracias a la fijación del paciente.

d) El biómetro ultrasónico supera al óptico (IOL Master) en ojos con opacidades en los medios. La luz no puede atravesar zonas opacas, pero el ultrasonido, gracias a su gran capacidad de penetración, puede salvarlas y realizar la biometría en casos en los que la óptica no puede hacerse.