Hipopion: Definición y síntomas

Hipopion

Hipopion es una inflamación de la cámara anterior del ojo en la que se produce infiltración celular y depósito de pus. A continuación explicamos sus síntomas.

Hipopion: Causas

Los síntomas son dolor ocular profundo, que apenas responde a analgésicos, enrojecimiento e hinchazón palpebral y conjuntival y disminución de la agudeza visual, podemos pensar en una endoftalamitis aguda.

Que también podría aparecer tras intervenciones quirúrgicas, intraoculares, traumatismos penetrantes o bien úlceras corneales. En este caso podría aparecer una ceguera en el plazo de unas horas y sería conveniente realizar un análisis bacteriológico.

En cambio, si los síntomas son enrojecimiento conjuntival, úlcera corneal, hinchazón palpebral y dolor podría tratarse de una úlcera corneal serpiginosa, en este caso si la úlcera progresa rápidamente se puede producir incluso hasta la pérdida del ojo.

Si al aparecer, no hay dolor pero si iritis o iridociclitis, se pensaría en un hipópion estéril, habría que explorar bien el ojo y comprobar que no exista uveitis con hipopion.

¿Qué es un hipopion?

El hipopion es una acumulación de pus en la cámara anterior del ojo.

  • Clínica:

Durante la inspección del ojo, un hipopion es reconocible por un espejo blanco-amarillo en la cámara anterior del ojo.

  • Causas:

Las causas de los hipopiones son por lo general inflamaciones causadas por microorganismos que penetran en el ojo, por ejemplo

Patógenos que pueden penetrar después de una lesión perforante en el ojo.
Bacterias que causan úlceras corneales (Ulcus serpens corneae) y causan una reacción inflamatoria purulenta con sus toxinas.
Infecciones virales del ojo (herpesceratitis)
Los usuarios de lentes de contacto a menudo sufren hipopion en el contexto de conjuntivitis purulenta causada por pseudomonas.
Sin embargo, también se presenta en relación con tumores intraoculares (retinoblastoma, leucemia).

  • Terapia:
Muy interesante:
Endotropia: Definición y tipos

Antibióticos en dosis extremadas (por ejemplo, gotas cada 15 minutos)

Termocauterización: El calor mata hongos y bacterias. Se extrae el tejido muerto (necrosisectomía). La terapia final generalmente se realiza mediante un trasplante corneal.