Heterocromía del iris: Tipos

Heterocromía

Heterocromía hace referencia a una coloración diferente en ambos ojos. El iris puede presentar pigmentación más o menos intensa, apareciendo una auténtica melanosis o máculas pigmentarias circunscritas.


La heterocromía del iris es la diferencia de color entre el iris de cada ojo, y se ve mejor a la luz natural.

En el contexto de una uveítis, es típica del SUF.

La enfermedad puede ser congénita o adquirida, y los iris afectados pueden ser hipocrómicos (color menos intenso) o hipercrómicos (más oscuros).

Rara vez los iris de ambos ojos presentan sectores con diferente coloración.

Heterocromía: Tipos

  • Heterocromía simple: se puede observar en casos de lesión del simpático durante la primera etapa de la adolescencia.

Se reconoce también una heterocromía simple hereditaria. La heterocromia del iris se observa también en el síndrome de Waardenburg con desplazamiento lateral de la comisura palpebral interna y del punto lagrimal y blefarofimosis.

  • Ciclitis heterocómica de Fuchs: se manifiesta por atrofia progresiva e intensa de la hoja pigmentaria del iris y transparencia del ribete pupilar; el estroma del iris presenta hipopigmentación leve.

Además, suelen aparecer precipitados en la pared posterior de la córnea y en el cuerpo vítreo, catarata progresiva de inicio subcapsular y localización posterocentral, y en algunos casos, también glaucoma secundario.

  • Siderosis del iris: se caracteriza por coloración marrón debida a la presencia de fragmentos de hierro en el ojo.

Además puede haber catarata por permeabilidad con máculas parduscas por debajo de la cápsula anterior, en el epitelio del cristalino, y siderosis retiniana con desplazamiento de pigmentos similares a la retinopatía pigmentaria.

  • Heterocromía secundaria: se observa en todas las atrofias del iris por traumatismos, iritis, glaucoma, radioterapia y atrofia esencial progresiva.
  • Dispersión de pigmento: el glaucoma agudo tiene como consecuencia una dispersión fina y a veces amplia del pigmento sobre la superficie del iris, con zonas blanquecinas circunscritas.
Muy interesante:
Regla de apertura: Terapia Visual

La cistinosis y la gota pueden producir un depósito de cristales finos en el iris.

  • Nódulos irídicos de Wölffin: se presentan en iris de las personas de ojos claros como manchas blanquecinas dispuestas de forma circular en la periferia.

Estas manchas se observan también en el sídrome de Down y en los recién nacidos.

  • Nevis y melanosis unilateral: los nevis muestran una pigmentación variable y puede llegar hasta la melanosis unilateral, que es la coloración marrón oscura y unilateral del iris.

El síndrome de nevus irídico se caracteriza por la formación de sinequias anteriores periféricas, desplazamiento excéntrico de las pupilas con confluencia de nevis irídicos.

Como consecuencia de un exceso de crecimiento endotelial en cámara anterior que infiltra el ángulo camerular se produce un galucoma por bloqueo angular.

  • Cambios de coloración por iritis: aparece coloración verde rojiza sucia, que es muy llamativa en las personas de ojos claros.

– Os dejo un vídeo dónde se explica la heterocromía:

Heterocromía congénita del iris:

El iris más oscuro de lo normal está presente desde el nacimiento o aparece en la primera infancia.

No es progresiva y, generalmente, no está asociada con glaucoma. El iris tiene un aspecto homogéneo.

Los dos iris muestran una diferencia significativa de color entre ellos.

Puede también afectar un sector con diferente color que el resto.

Puede ser hipocrómica (el ojo con iris más claro es anormal) o hipercrómico (iris del lado afectado es más claro que en el otro ojo).

Deja un comentario