Heridas corneales: Clasificación

Heridas corneales

Las heridas corneales pueden ser clasificadas en tres grande grupos dependiendo de su causa: Abrasiones, laceraciones y quemaduras. A continuación, explicaremos lo que se tiene que hacer en cada una de las diferentes situaciones.

Heridas corneales: Tipos

  • Abrasiones:

Puede ocurrir por uso de lentes de contacto, cuerpos extraños, etc. Y pueden ser una mínima queratitis punteada superficial o la total denudación de la superficie corneal.

El paciente experimenta lagrimeo, fotofobia y dolor. Éste es más severo al parpadear por la estimulación mecánica.


El caso se maneja eliminando el cuerpo extraño si lo hubiere, y el óxido férrico si es un objeto mecánico. Luego se aplica cicloplégico de corta duración y pomada antibiótica más oclusión con presión de ojo.

  • Laceraciones.

Estas heridas corneales son generalmente causadas por objetos afilados como uñas, cristales. Se observará la profundidad de la herida y además con presencia de restos. También tendrán otros signos comunes a las inflamaciones superficiales o uveiticas.

Según sea la laceracion, se usará un antibiotico más un cicloplégico con oclusión del ojo en los casos más leves. Y si la herida es de espesor completo se tendrá que suturar.

  • Quemaduras corneales.

Hay dos tipos: Heridas corneales químicas o térmicas.

  • Químicas. Requieren tratamiento inmediato, irrigación copiosa con agua

-Entre ácidos y álcalis, estos son más devastadores pues penetran en la cornea con facilidad. El tratamiento consiste en irrigación abundante que elimine el agente tóxico y luego se usarán cicloplégicos y antibiótico profiláctico.

  • Térmicas. Las quemaduras térmicas producen necrosis en los tejidos corneales de cualquier profundidad dependiendo del calor y del tiempo de exposición.
Muy interesante:
Curva de desenfoque: Acomodación

El tratamiento, de nuevo es el apropiado para el daño causado mediante antiinfecciosos y cicloplégicos.

Heridas corneales
Molestias por heridas corneales.

Inmovilización y aposición de los bordes de heridas corneales pequeñas.

Las perforaciones algo mayores pueden sellarse con pegamento y la inserción posterior de una lente de contacto para proteger el pegamento y evitar la irritación de los párpados por la superficie irregular del pegamento.

Invasión epitelial:

Crecimiento corneal o conjuntival hacia el interior del ojo a través de unas heridas corneales que pueden apreciarse en la superficie corneal posterior.

El iris puede aparecer aplanado debido a la diseminación de la membrana a través del ángulo de la cámara anterior y sobre el iris. En la cámara anterior pueden apreciarse células grandes y puede haber glaucoma.

El diagnóstico de invasión epitelial puede confirmarse observando la aparición inmediata de manchas blancas después de un tratamiento con láser de argón de potencia media en áreas de iris recubiertas de membrana.