Hemorragia Subconjuntival: Tratamiento

Hemorragia Subconjuntival

La hemorragia subconjuntival es un sangrado extenso bajo la conjuntiva que aparece frecuentemente con las heridas conjuntivales.

También puede ocurrir con frecuencia de forma espontánea en pacientes mayores (como resultado de un compromiso en la estructura vascular en la arteriosclerosis) o podría ocurrir tras toser, estornudar, hacer presión, inclinarse o levantar objetos pesados.

Hemorragia Subconjuntival: Tratamiento

Aunque estos hallazgos con frecuencia inquietan a los pacientes, son normalmente inocuos y se resuelven de forma espontánea en dos semanas.

Solamente es necesario examinar la presión sanguínea y ocular y la coagulación para excluir una hipertensión o alteraciones de la coagulación cuando la hemorragia subconjuntival ocurre repetidamente.

Tratamiento: Gotas oftálmicas astringentes y brindar confianza.

Hemorragias subconjuntivales: Causas

Las hemorragias subconjuntivales son un fenómeno muy frecuente que puede deberse a cirugía, conjuntivitis o traumatismos (desde lesiones banales que pasan desapercibidas hasta traumatismos graves de la base del cráneo), aunque a menudo son idiopáticas y aparecen de manera espontánea, sobre todo en pacientes ancianos.

La ruptura de un vaso sanguíneo conjuntival causa un área definida de color rojo brillante rodeado por conjuntiva de apariencia normal.

Usualmente unilateral, pero puede ser bilateral en casos provocados por algún factor que ejerza presión.

El sangrado suele ser asintomático hasta que lo ven el paciente u otras personas; a veces se siente un dolor agudo momentáneo o como un chasquido.

Puede haber factores precipitantes como tos, estornudos y vómitos.

En gente joven a menudo se asocian a uso de lentes de contacto, mientras que en personas ancianas hay mayor prevalencia de vasculopatías sistémicas, sobre todo hipertensión, por lo que debe medirse la tensión arterial.

Muy interesante:
Desprendimiento de Vítreo: Dudas

Debe descartarse una causa ocular local con la lámpara de hendidura.

Es muy raro que se deban a diátesis hemorrágicas, aunque hay que tener en cuenta la hipovitaminosis C y los malos tratos en bebés.

No se ve afectada la visión a menos que una hemorragia muy prominente dé lugar a una zona localizada de desecación corneal (dellen), que puede causar molestias.

Las hemorragias grandes pueden extenderse a los párpados.

Se resuelven espontáneamente las hemorragias subconjuntivales tras 1 o 2 semanas, pero no es raro que se sucedan dos o tres episodios en un breve período de tiempo.

Deja un comentario