Gliomas del Nervio Óptico

Gliomas del Nervio Optico

Los gliomas del nervio óptico se observan sobre todo en niños o adultos jóvenes; se manifiestan con proptosis unilateral y disminución de agudeza visual (no deben confundirse con los menos frecuentes glioblastomas malignos, típicos de hombres de edad media).

En torno al 60% de los niños afectados tienen signos cutáneos de neurofibromatosis, aunque el tumor también puede aparecer en pacientes sin esta enfermedad.

Gliomas del nervio óptico:

La mayoría de los gliomas del nervio óptico son hamartomas poco activos de comportamiento benigno, y parece que no se extienden por el nervio óptico para invadir el quiasma. No obstante, hay casos con invasión intracraneal, y es muy difícil predecir que lesiones se comportaran agresivamente.

La RM y la campimetría computerizada son imprescindibles para demostrar afectación de los nervios ópticos y el quiasma.

La aparición de proptosis súbita con pérdida de visión de algunos pacientes puede producirse por hidratación de los elementos mucoides de la tumoración, más que por transformación maligna.

La papila óptica puede estar edematosa o atrófica.

Gliomas del nervio óptico: Tratamiento

Los tumores poco activos deben vigilarse periódicamente.

La extirpación quirúrgica radical se reservará para los tumores de crecimiento progresivo si el ojo está ciego y no hay afectación quiasmática; la extensión al quiasma se tratará con radioterapia paliativa.

Muy interesante:
Correspondencia retiniana anómala

Comentarios

  1. jose juan 19 septiembre, 2013
    • Kenia cordero 9 enero, 2015
  2. Pablo Rollero 19 septiembre, 2013
  3. jose juan 20 septiembre, 2013