Foróptero ¿Para qué sirve?

foroptero
Foróptero es un dispositivo con un sistema mecánico incorporado que permite el intercambio de lentes esféricas y cilíndricas delante del ojo del paciente, facilitando el trabajo del optometrista durante el proceso de refracción subjetiva.

También se conoce este dispositivo con los nombres de refractor o unidad de refracción.

¿Cómo se utiliza un foróptero?

Aunque existen diferencias en diseño de unos modelos a otros de foróptero, básicamente todos constan de cuatro grupos de controles:

  • Control de las lentes:

Consta de un mando de control de lentes esféricas (de −20 a +20D) y otro de lentes negativas planocilíndricas (de −0,25 a −6D).

Se debe tener especial precaución con la adición de lentes de muy alta potencia, ya que la suma de potencias resulta estrictamente correcta para combinaciones de potencias de hasta 8-10D.

  • Mando de lentes auxiliares y control de apertura:

Mando giratorio que contiene diversas opciones, entre ellas la apertura del visor y un oclusor.

A su vez, este mando suele contener una lente de retinoscopia, un agujero estenopeico, un filtro rojo y otro verde, unas varillas de Maddox y un cilindro cruzado de Jackson fijo de ± 0,50D con eje negativo a 90°.

  • Unidades auxiliares:

Existen dos unidades adicionales que se encuentran en todo foróptero y que se emplean durante el procedimiento de refracción: la unidad de cilindros cruzados, los cuales permiten el ajuste del cilindro corrector, y la unidad de prismas rotatorios o prismas de Risley, útil para la realización del equilibrio binocular.

  • Ajustes:

Se trata de controles para ajustar el instrumento al paciente, tales como los mandos para el control de la distancia interpupilar, el mando de control de nivel, el control de la distancia de vértice y el control de la inclinación pantoscópica.

Muy interesante:
Lentes antireflejo: Beneficios

A tener en cuenta con el foróptero:

Resulta de especial importancia durante el procedimiento de refracción subjetiva el control de la distancia de vértice, sobre todo si se está valorando un error refractivo de alta potencia.

La variación de dicha distancia durante la refracción puede conducir a errores y fluctuaciones en las medidas obtenidas.

Para evitar este hecho, se le pide al paciente que mantenga una posición constante durante todo el proceso de refracción, manteniendo la cabeza en los apoyos correspondientes en el foróptero.

Deja un comentario