Fármacos antirreumáticos: Efectos secundarios

Fármacos antirreumáticos

La Cloroquina (Resochin) y la Hodroxicloroquina (Dolquine) son dos antimaláricos que se utilizan en el tratamiento de enfermedades reumáticas como la artritis reumatoide, el lupus, artritis psoriásica, sarcoidosis, espondilitis anquilosante, Sd Sjödren…

El efecto adverso más grave de este tipo de fármacos es la toxicidad de la retina, que está relacionada con la dosis diaria administrada. Pero otros efectos adversos que se pueden presentar son los defectos en la acomodación y los depósitos corneales.

Por eso es importante que se realice un estudio oftalmológico antes de comenzar el tratamiento y controles posteriores cada 6-12 meses.

Es importante tener en cuenta estos posibles efectos adversos en los pacientes que estén siguiendo un tratamiento con alguno de estos fármacos, para podernos explicar algunos cambios en su acomodación, córnea o retina.

Muy interesante:
Ojos de los niños y los rayos solares

Deja un comentario