Exoforia: Signos y síntomas

exoforia

Exoforia es la condición en la que la exodesviación es aproximadamente la misma en lejos que en cerca.

También puede presentar la vergencia fusional positiva reducida en ambas distancias.

Cuando el sujeto presenta suficiente capacidad de vergencia fusional negativa o de divergencia en cerca puede confundirse con un exceso de divergencia por presentar un valor de foria mas elevado de lejos que en cerca.

  • Los síntomas principales son:

– Visión borrosa, astenopia, dolor de cabeza y diplopia. Estos síntomas pueden presentarse tanto en lejos como en cerca.

Signos:

– Ángulo de desviación y relación AC/A: los ángulos pueden presentar valores de 10 a 15 dioptrías prismáticas o mayores. La relación AC/A suele ser normal.

– Vergencias fusionales: los valores suelen ser iguales o superiores a la norma pero es frecuente que no sean suficientes para cumplir con los criterios de Sheard o Percival.

Acomodación: no suele presentarse alterada.

– Sistema sensorial: la estereopsis suele presentar valores normales excepto en los casos que se asocie con estrabismo divergente intermitente, en estos casos puede aparecer supresión o correspondencia retiniana anómala.

desviación ocular exo
¿Cómo tratar la exofória?

– Estado refractivo: no se ha encontrado relación entre la exoforia y algún error refractivo.

Exoforia: Tratamiento

El tratamiento suele realizarse mediante prismas, entrenamiento visual y excepcionalmente con cirugía.

  • La exoforia comparte sintomatología y signos tanto con el exceso de divergencia como con la insuficiencia de divergencia.

Exoforia significa desviación divergente latente en el cual uno u otro ojo tiende a divergir cuando usted está cansado o no se está concentrando. Esto hace que trabajen los músculos del ojo más duro cuando está haciendo trabajo de cerca y que le dé dolor de cabeza después de algún tiempo.

Muy interesante:
Pseudoinsuficiencia de convergencia

Inicialmente, los ejercicios oculares como tratar de centrarse en la punta de un lápiz o dedo mientras lo sostiene cerca, ayuda. Si el grado de exoforia está marcado, entonces la cirugía ayudará a fortalecer los músculos del ojo. Se trata de una operación directa para el oculista, después de la cual el cerebro toma el control para mantener los ojos rectos. Lo bueno de la exoforia es que significa que ambos ojos funcionan correctamente la mayor parte del tiempo en términos de visión. En otras palabras, si les pasa a los niños, ellos no desarrollarán la ambliopía u ojo vago.

Ejercicios para mejorar la Exoforia:

  • Enfocar en colores diferentes:

Ejercite sus ojos enfocando en diferentes colores. Cada día al despertarse, elija un color. Haz que este sea tu color para el día. Pasa todo el día concentrándote en ese color. A lo largo del día escanee visualmente su entorno para ver el color elegido. Busca conscientemente el color o deja que el color venga a ti. No se concentre en la forma, sino en el color. Si su color elegido es azul, no vea un camión azul, sino una gran cantidad de azul que se encuentra en un camión. Elija un color diferente cada día. Caminar buscando un color específico puede mejorar su agudeza visual.

  • Jugar con un lápiz:

Fortalezca y entrene los músculos de sus ojos haciendo un ejercicio conocido como punto próximo, según la Academia Americana de Optometría (American Academy of Optometry). Siéntese de pie en una silla firme. Sostenga un lápiz en su mano derecha. Enderece el brazo, colocando el lápiz lo más lejos posible. Enfoca tus ojos en el lápiz. Mueva lentamente el lápiz hacia su nariz hasta que vea dos lápices. Cierra los ojos. Vuelva a colocar el brazo y el lápiz en la posición original. Relájate 10 segundos. Repita este ejercicio unas 10 veces.

  • Reza con las manos:
Muy interesante:
Photostress: Test de adaptación

Relaje sus ojos y manténgalos sincronizados con su cabeza haciendo un ejercicio parecido a rezar, de acuerdo con el método de Bates. Siéntese derecho con los codos apoyados en una mesa. Trae tus manos a seis centímetros de tu cara, las palmas enfrentadas. Permite que sus manos se apoyen unas a otras. Adopte la posición de oración. Cierre los ojos y toque suavemente con las manos la cara. Respire normalmente, sin apurarse. Gire lentamente la cabeza hacia la derecha. No mueva las manos. No muevas los ojos. Mantenga esta posición durante cuatro segundos. Mueva lentamente la cabeza hacia el lado izquierdo, sin mover conscientemente los ojos o las manos. Mantenga esta posición durante cuatro segundos. Vuelva a colocar la cabeza en la posición original, recta. Relájate durante 10 segundos. Repite este ejercicio durante dos minutos. Si sus ojos se están moviendo o bailando alrededor, haga giros de cabeza más lentos. El propósito de este ejercicio es calmar sus ojos mientras que mejora la exoforia.

  • Técnica de salto objetivo:

Fortalezca y acondicione los músculos de sus ojos haciendo una técnica de salto. Siéntese de pie en una silla firme. Mantenga un objetivo pequeño y detallado, como una página impresa. Enfoca tus ojos en el objetivo. Extienda el brazo para que la página esté lejos. Mueva lentamente la página lo más cerca posible de sus ojos hasta que el objetivo quede borroso. Mantenga el objetivo inmóvil durante cinco segundos mientras se enfoca en él. Cambie los ojos para ver un objeto lejano. Mantenga esa posición durante cinco segundos. Repita este ejercicio cinco veces.

Muy interesante:
Microftalmia: Desarrollo bilateral orbital

Con estos ejercicios podemos mejorar nuestra salud ocular y así disminuir la exoforia.

One Response

  1. silvina 10 mayo, 2016