Ergonomía en la oficina: Consejos

ergonomía en la oficina

La ergonomía en la oficina estudia la manera de retrasar o mejorar las molestias derivadas por un excesivo trabajo en visión cercana. Esta ciencia recomienda una serie de recomendaciones.

Ergonomía en la oficina: Indicaciones

  • Siéntese de forma que su cabeza y cuello estén en posición vertical y en línea con el torso, ni doblada hacia abajo ni hacia atrás.
  • Tenga la visión perpendicular a la pantalla. Evite ver la pantalla con la cabeza girada o teniendo torcida la espalda.
  • Mantenga cómodamente los codos cerca de su cuerpo.
  • Utilice una silla que proporcione apoyo a su zona lumbar y que tenga el asiento acolchado con un borde frontal contorneado.
  • Mantenga su ratón cerca de tu teclado para que no tenga que moverse para llegar.
  • Coloque la pantalla de su ordenador para que la parte superior de la pantalla esté al nivel o ligeramente por debajo del nivel de los ojos. Esto le permitirá ver la pantalla sin doblar el cuello.
  • Ajuste la posición de la pantalla para evitar los reflejos de la luz, bien sean de las luces artificiales o natural proveniente de alguna ventana.
  • Ponga el monitor lo suficientemente cerca de los ojos para que cómodamente pueda tener una buena visión del texto de la pantalla sin inclinarse hacia adelante.
  • Al trabajar con documentos de impresión, utilice un soporte de documentos para que lo sitúe a la misma altura y distancia que la pantalla de su ordenador.
  • Use un auricular de manos libres cuando hable por teléfono mientras trabaja con el equipo.

Ergonomía en la oficina: Más consejos

  • Los brazos tienen que estar perpendiculares al suelo, ni estirados hacia adelante ni estirados hacia atrás.
  • Sus antebrazos, las muñecas y las manos tienen que formar un ángulo de 90 grados con sus brazos.
  • Los muslos tienen que estar paralelos al suelo y las piernas piernas perpendiculares.
  • Las muñecas y las palmas no se tienen que apoyar en los bordes afilados.
  • Se recomienda descansar la vista cada 40 minutos.
Muy interesante:
Visión saludable: Dieta

Para relajar los ojos, simplemente se tiene que mirar durante unos pocos segundos a un objeto lejano (unos seis metros).

ergonomía en el trabajo
La ergonomía en la oficina y la productividad son proporcionales.

La ergonomía laboral ofrece la posibilidad de aumentar la comodidad en el punto de trabajo y a la vez, aumentar la productividad.

  • El lugar de trabajo – el orden es importante

Nadie se sienta en un coche extranjero sin antes ajustar el asiento y el espejo. Lo mismo se aplica al lugar de trabajo en la oficina. Una estación de trabajo diseñada ergonómicamente ayuda a prevenir esfuerzos incorrectos en la columna vertebral y discos intervertebrales, tensión muscular y fatiga rápida. Esto se logra cuando todos los elementos en el lugar de trabajo se adaptan a las condiciones individuales. Después de todo, somos diferentes en tamaño y proporción. Si los usuarios cambian, esto tiene que repetirse antes de cada nuevo turno de trabajo.

Lo primero es lo primero: Primero se ajusta la silla, luego la altura de la mesa y finalmente se alinea la pantalla.

Ajuste de la silla
Primero, la altitud:
Aleje la silla del banco de trabajo y ajuste la altura. La altura es correcta cuando ambos pies están firmes sobre el suelo y las piernas superiores e inferiores forman un ángulo recto. No se siente en el borde del asiento, sino que utilice toda la superficie del asiento, en cuyo caso la espalda también se apoyará en el respaldo.

Si se puede ajustar la inclinación del asiento, pruebe cuál es la posición más cómoda. Si el asiento está inclinado hacia adelante, la pelvis se elevará automáticamente y usted estará en posición vertical.

Muy interesante:
Petequia: Hemorragias y Causas

Ajuste el respaldo:

El respaldo de la silla de oficina debe extenderse al menos hasta los omóplatos. Las sillas ergonómicas tienen un soporte lumbar, una protuberancia del respaldo en la zona lumbar que soporta la espalda al sentarse de pie. A continuación, el respaldo debe ajustarse de forma que el soporte lumbar encaje exactamente en la curvatura de la columna vertebral lumbar. Para ello, el respaldo se puede ajustar en altura o – dependiendo de la silla – el apoyo lumbar se puede ajustar por separado.

Ajuste los apoyabrazos:
Los apoyabrazos deben quedar debajo de la mesa y, al mismo tiempo, deben tener la altura adecuada para poder liberar el peso de los hombros y de los brazos.

Ajuste el contrapeso del respaldo dinámico:

El respaldo dinámico permite moverse mientras está sentado, un aspecto muy importante sobre la ergonomía en la oficina.

Use reposacabezas y reposapiés
Las reposacabezas ayudan a relajar los músculos del cuello. Si se pueden ajustarlas, debe elegir la posición más cómoda.

Los reposapiés son importantes para las personas pequeñas o cuando no se puede ajustar la altura de la mesa de trabajo. Proporcionan un equilibrio entre el suelo y la altura de la mesa. Esto, sin embargo, es una medida de emergencia porque los reposapiés limitan el rango de movimiento de las piernas. El área del reposapiés debe ser lo suficientemente grande como para acomodar ambos pies en diferentes posiciones. En la altura, asegúrese de que los muslos estén horizontales en la silla.

Incluso si la altura de la mesa encaja: Muchas personas encuentran que los reposapiés son un alivio para las piernas, son un buen equipo adicional para la ergonomía en la oficina.

Sentarse todo el tiempo es tan malo como tener que estar de pie todo el día. Por lo tanto, la variedad es decisiva para la prevención del dolor de espalda. El camino hacia la fotocopiadora o la cafetera no es, por lo tanto, una pérdida de tiempo, pero es importante para su salud. Por último, pero no menos importante, también puede hacer ejercicio mientras está sentado. Es mejor permanecer inmóvil en una variable postura durante mucho tiempo que permanecer inmóvil en la misma posición, sentado de forma dinámica, es decir, a veces erguido, a veces inclinado hacia delante, a veces inclinado hacia atrás. Las sillas de oficina con mecanismo síncrono, en las que el respaldo y el asiento siguen los movimientos del cuerpo, son adecuados para este propósito.

Muy interesante:
Reacciones de hipersensibilidad

Ajuste de la mesa
Después de que la silla haya sido ajustada correctamente, la mesa de trabajo debería seguir ahora. La altura debe elegirse de tal manera que los antebrazos queden sueltos sobre la mesa y los brazos superior e inferior formen un ángulo recto. Si no se puede ajustar la altura del escritorio, p. ej. en la oficina doméstica o en el camino, un apoyo para los pies ayuda a compensar esto.

Las mesas de bipedestación fácilmente ajustables son una buena posibilidad para tomar el trabajo en posición de pie o sentado y así mejorar la ergonomía en la oficina.

Deja un comentario