Enfermedad de Behçet

Enfermedad de Behçet

La “Enfermedad de Behçet” es una patología crónica, recurrente y de etiología desconocida. La lesión básica es una vasculitis obliterativa causada probablemente por inmunocomplejos circulantes anormales.

Presenta una tríada crónica:

  1. Úlceras aftosas genitales (más evidente y molesta en varones) y orales. Éstas últimas son un hallazgo constante y muchas veces signos de presentación de la enfermedad.
  2. Lesiones cutáneas como el eritema nodoso y erupciones acneiformes.
  3. Uveítis.

Enfermedad de Behçet en los ojos:

A nivel ocular el 70% de los pacientes desarrollan una iridociclitis no granulomatosa bilateral recurrente que puede dar lugar a la aparición del característico hipopion.

Algunos pacientes con la enfermedad de Behçet pueden presentar conjuntivitis, epiescleritis y queratitis.

Por otro lado una vitritis (que puede ser grave y persistente) es universal en los ojos con uveítis.

La afectación del fondo de ojo puede manifestarse como una vasculitis necrotizante obliterativa de arteriolas y vénulas, un edema macular u oclusiones venosas.

La papilitis es la forma más frecuente de la afectación del nervio óptico. Se produce en el 25% de los pacientes y si se repite en brotes sucesivos, puede derivar en atrofia óptica.

La uveítis asociada a la enfermedad tiene un pronóstico relativamente malo.

Por otra parte la iridociclitis aguda puede cronificarse y conducir a una atenuación severa de los vasos retinianos y a ceguera debido a una atrofia óptica secundaria.

Tratamiento de la enfermedad de Behçet:

Se recomienda un tratamiento precoz y enérgico con corticoides sistémicos o con ciclosporinas.

Muy interesante:
Manchas en los ojos o moscas