Electrorretinograma: Usos y funcionalidad

Electrorretinograma

El electrorretinograma representa la respuesta de la actividad combinada generada por diferentes células (neuronales y no neuronales) de la retina. Esta vía está formada por los fotorreceptores y tres neuronas.

Esta respuesta aparece como resultado de los cambios iónicos inducidos por la  luz, sobre todo en el sodio y potasio extracelular. Refleja la función de los fotorreceptores y de las capas internas de la retina.

Es una malposición frecuente en la cual el borde libre palpebral se encuentra evertido y se aleja del globo ocular, desapareciendo el contacto con éste y dejando expuesta la conjuntiva tarsal, que se puede observar a simple vista.

¿Qué es el electrorretinograma?

El electrorretinograma mide la actividad eléctrica de la retina; cuando se estimula con una luz de la intensidad adecuada, se inducen flujos iónicos –principalmente de sodio y potasio– que entran o salen de las células, de modo que se genera un potencial.

El registro se hace entre un electrodo activo –en contacto con la córnea o un electrodo cutáneo situado justo por debajo del borde palpebral inferior– y un electrodo de referencia en la frente.

El potencial entre los dos electrodos se amplifica luego y se representa en una pantalla. El electrorretinograma es predominantemente bifásico:

La onda a es una deflexión inicial rápida, negativa respecto a la córnea, generada por los fotorreceptores.

La onda b es una deflexión positiva posterior más lenta de gran amplitud.

Aunque es generada por las células de Müller y bipolares, depende directamente del funcionamiento de los fotorreceptores, y su magnitud refleja fielmente la integridad de estos.

Muy interesante:
Lentes antireflejo: Beneficios

Su amplitud se mide desde el valle de la onda a hasta el pico de la onda b. Consta de los subcomponentes b-1 y b-2; el primero representa probablemente la actividad tanto de bastones como de conos, mientras que el segundo refleja principalmente la actividad de los conos, por lo que es posible diferenciar entre las respuestas de bastones y conos con las técnicas apropiadas. La onda b se incrementa con la adaptación a la oscuridad y al aumentar el estímulo luminoso.

La onda c es una tercera deflexión (negativa) generada por el EPR y los fotorreceptores.

La latencia es el intervalo hasta que se inicia la onda a desde que se aplicó el estímulo.

El tiempo implícito es el intervalo desde el estímulo hasta el pico de la onda b.

¿Para qué sirve el electrorretinograma?

Se usa para el diagnóstico de diversos trastornos retinianos según sea el patrón típico de las alteraciones registradas, así como para el seguimiento del proceso patológico en las distrofias y otras enfermedades, como algunas formas de uveítis (p. ej., retinocoroidopatía en perdigonada) y toxicidad por fármacos (p. ej., hidroxicloroquina).

Electrorretinograma de campo completo

Consta de cinco registros tomados durante la estimulación difusa de toda la superficie retiniana; se usa para estudiar retinopatías generalizadas, aunque puede pasar por alto patologías localizadas.

Los primeros tres registros se obtienen tras 30 min de adaptación a la oscuridad (escotópicos), y los dos últimos, después de adaptar al paciente a una iluminación difusa moderadamente intensa (fotópicos).

A veces resulta difícil adaptar a los niños a la oscuridad durante 30 min, por lo que pueden emplearse condiciones de penumbra (mesópicas) para provocar respuestas mediadas principalmente por los bastones a estímulos de baja intensidad de luz blanca o azul.

Muy interesante:
Anisometropía: Definición y origen

Electrorretinograma escotópico

Las respuestas de los bastones se estimulan con un flash muy tenue de luz blanca o azul, y consisten en una onda b grande con la onda a pequeña o no registrable.

Se usa un destello blanco muy intenso para provocar la respuesta combinada de bastones y conos, caracterizada por ondas a y b muy marcadas.

Los potenciales oscilatorios se estimulan con un destello intenso y cambiando los parámetros de registro.

Las pequeñas ondas oscilatorias se producen en la rama ascendente de la onda b y son generadas por células de la retina interna.

  • ERG fotópico:

Las respuestas de los conos se obtienen con un flash único intenso, que provoca una onda a y una onda b seguidas de pequeñas oscilaciones.

El parpadeo de los conos se usa para aislar la respuesta de los conos usando un estímulo de luz parpadeante con una frecuencia de 30 Hz, a la que no pueden responder los bastones.

Permite medir la amplitud y el tiempo implícito de la onda b de los conos.

Los conos responden en ojos normales a frecuencias de hasta 50 Hz, a partir de donde dejan de registrarse respuestas individuales (“fusión de parpadeo crítica”).

Electrorretinograma multifocal:

Es un método para obtener mapas topográficos del funcionamiento de la retina.

El estímulo es escalado para ajustarse a la variación de la densidad de fotorreceptores por la retina.

En la fóvea, donde la densidad de receptores es alta, se emplea un estímulo más débil que en la periferia, con menor densidad de receptores.

Igual que con el electrorretinograma convencional, pueden hacerse muchos tipos de mediciones, como la amplitud y el tiempo de aparición de los valles y picos; la información puede resumirse en forma de una gráfica tridimensional que recuerda a la isla de visión.

Muy interesante:
Penalización en oftalmología

La técnica puede usarse para casi cualquier trastorno que afecte a la función retiniana.

El ERG focal (foveal) se usa para estudiar maculopatías.

  • ERG en patrón:

Se emplea un estímulo similar al usado para los potenciales provocados visuales, la inversión del patrón, para estudiar la función de las células ganglionares, típicamente cuando quiere detectarse una neuropatía óptica sutil.

One Response

  1. Maria Victoria Giraldo C 7 marzo, 2016

Deja un comentario