Edema macular cistoideo: Tratamiento

Edema macular cistoideo

El edema macular cistoideo (EMC) es muy frecuente, suele ser unilateral y causar déficit visual variable con hipermetropización y escotoma central relativo.

Una de las causas más habituales de pérdida visual en el postoperatorio de cataratas no complicadas es el edema macular cistoideo seudofáquico (síndrome de Irving-Gass).

En la fóvea se pierde la depresión normal y aparecen múltiples espacios cistoideos.

Pacientes mayores de 45-50 años, con defecto hipermetrópico estable mayor a +6 D. Contraindicado en menores de 45 años debido al riesgo aumentado de edema macular cistoideo que tienden a presentar estos pacientes.

En las fases tempranas de la angiografía se aprecian fugas puntiformes de fluoresceína a partir de los capilares perifoveales, y en las fases tardías, un típico patrón petaloide poliquístico (“pétalos de flor”) por acumulación de contraste en el espacio extracelular de la capa de Henle perifoveal (orientación oblicua) con fugas de contraste en la cabeza del nervio óptico.

El edema puede aparecer también en enfermedades vasculares (retinopatía diabética, oclusiones retinianas venosas, macroaneurismas, degeneración macular asociada a la edad (DMAE)), inflamaciones (uveítis), hipotonía y desprendimiento de retina. La TCO es de gran ayuda en el diagnóstico y seguimiento.

Edema macular cistoideo: Tratamiento

Se usan esteroides tópicos, AINE e inhibidores de la anhidrasa carbónica. En casos refractarios, inyecciones subtenonianas o intravítreas de triamcinolona. Se deben repetir, pues las recidivas son frecuentes.

Vitrectomía si hay incarceración o prolapso vítreo.

La edema macular cistoideo solo puede ser tratada por oftalmólogos especializados.

Muy interesante:
Anillo de Kayser-Fleischer