Deslumbramiento ocular discapacitante

Deslumbramiento

El deslumbramiento ocular discapacitante se ocasiona por la dispersión de la luz en el interior del ojo y generalmente es mayor con el aumento de la edad, hasta el punto de ser una causa importante de discapacidad visual en la gente mayor.

Deslumbramiento: Fuentes de dispersión intraocular

– La más común es la dispersión causada por cambios pequeños e irregulares en el índice de refracción en los medios oculares.

– Una segunda causa, generalmente menor, es la fluorescencia del cristalino, que convierte la luz incidente UV(invisible) en luz azul dispersada (visible).

– Una tercera fuente son las irregularidades en las superficies oculares tales como: Ulceraciones en la cornea o edema corneal.

La dispersión de luz en el ojo aumenta con la edad ya que el cristalino desarrolla un número creciente de sitios de dispersión conforme se hace menos transparente.

Incluso en el ojo sano, los medios oculares no son perfectamente transparentes, sino ligeramente turbios.

La turbidez dispersa algo la luz formadora de la imagen en un amplio rango de direcciones, lo que ocasiona deslumbramiento.

La dispersión de luz hacia atrás es la cantidad de luz dispersada desde los medios oculares del ojo hacia la fuente de luz. Se puede valorar clínicamente mediante el examen biomicroscópico con lámpara de hendidura.

La dispersión de luz hacia delante, en dirección a la retina, forma un velo de luminancia superpuesto sobre la imagen normal, de tal manera que la luz se difunde sobre los detalles de la imagen reduciendo el contraste de los objetos y, por tanto, la visibilidad de la escena.

Muy interesante:
Reflexión especular: Lámpara de hendidura

Además, afecta a la sensibilidad cromática desaturando los colores.

– La mayor causa de deslumbramiento es la catarata.

Deslumbramiento: Valoración

Los test de deslumbramiento ocular discapactitante más utilizados son el test de Miller-Nadler, Berkeley Glare Test y el BAT (brightness acuity tester) que se usa con la carta de sensibilidad al contraste de Pelli-Robson o con las cartas de AV logMAR de bajo contraste.

También existen instrumentos automáticos que controlan la presentación de optotipos, luminancia y posiciones de la fuente deslumbrante.

Un método simple consiste en medir la AV del paciente con una carta de optotipos y repetir el mismo procedimiento mientras le deslumbras con la luz del oftalmoscopio o con una linterna.

Una caída de la AV de dos líneas o más denota un grado significativo de deslumbramiento ocular.

Deslumbramiento por adaptación a la luz:

La visión se reduce debido a la postimagen de la fuente deslumbrante, la cual produce un escotoma central causando un estado temporal de insensibilidad retiniana, que puede permanecer incluso cuando ha desaparecido la fuente deslumbrante.

Este deslumbramiento puede ser especialmente discapacitante en pacientes con problemas maculares.

La causa es retiniana y se debe a la adaptación a la luz de los fotorreceptores.

El tiempo necesario para recobrar la resolución espacial o visión depende depende de la capacidad fotoquímica de regeneración de los fotopigmentos de los conos de la mácula.

  • Causas de adaptación a la luz o tiempo de recuperación prolongado:

1. Alteraciones en las funciones del complejo epitelio pigmentario-fotorreceptor que retardaría la regeneración de fotopigmentos.

2. Alteraciones en la integridad de la coriocapilar, que en pacientes con mal suministro vascular retiniano (diabéticos, hipertensos) puede conducir a mayores tiempos de recuperación.

Muy interesante:
Heterocromía del iris: Tipos

Deslumbramiento por adaptación: Medición

El deslumbramiento por adaptación a la luz se mide en clínica, generalmente, como el tiempo de recuperación al deslumbramiento.

Éste se mide cronometrando la recuperación del paciente a una línea de agudeza visual (2/3) después de una exposición foveal de 10 segundos a una fuente de luz deslumbrante.

Se han sugerido valores anormales superiores a 50 segundos.

La medida del tiempo de recuperación es útil clínicamente para diferenciar las enfermedades maculares de las de nervio óptico.

Las enfermedades del nervio óptico no afectan el proceso fotoquímico en los fotorreceptores y el tiempo de recuperación permanece normal. Sin embargo, un tiempo de recuperación largo sugiere un problema macular.

Para conocer más información sobre el deslumbramiento, acuda a su médico.