Degeneración Marginal Pelúcida

Degeneración Marginal Pelúcida

La Degeneración Marginal Pelúcida es una ectasia corneal no inflamatoria, bilateral y asimétrica descrita por Schalaeppi en 1957, cuya incidencia es desconocida ya que en la mayoría de los casos queda descrita como queratocono.

La Degeneración Marginal Pelúcida aparece entre los 20–50 años, sigue una evolución lenta y no es determinante en su prevalencia el sexo ni la raza. No tiene un componente hereditario claro, aunque se han detectado astigmatismos de moderados a altos en familiares.

Degeneración Marginal Pelúcida: Síntomas

Disminución de agudeza visual en el ojo/s afecto/s (esta condición es bilateral, pero suele haber distinto grado de afectación). Es asintomática hasta que se percibe el deterioro de la visión.

  • Refracción:

Un signo muy característico es la presencia de un alto astigmatismo contra la regla con valores medios desde 8.56 dp. hasta 9.50 dp. En muchos casos la retinoscopía y la queratometría no presentan un fuerte componente de irregularidad corneal en el área pupilar. Este hecho permite que la agudeza visual con compensación esferocilíndrica en gafa sea aceptable (0.4 – 0.8), si bien, mejora levemente con agujero estenopeico.

  • Examen con lámpara de hendidura en la Degeneración Marginal Pelúcida:

El signo biomicroscópico más característico es un marcado adelgazamiento corneal en el área inferior de la córnea. Con sección óptica, se observa una banda periférica de adelgazamiento en córnea inferior desde la zona de las 4 a las 8 h. de 1-2mm de extensión. El adelgazamiento está separado del limbo por una zona de córnea normal de 1-2mm. La zona ectásica se sitúa justo por encima del área de adelgazamiento. La córnea que protuye es de espesor normal. El epitelio sobre el área adelgazada es normal, la zona es transparente, avascular y sin depósitos lipídicos.

Muy interesante:
Concreciones conjuntivales: Dudas

En algunos casos se pueden ver estriaciones en la membrana de Descement similares a las estrías de Vogt, que desaparecen al aplicar presión externa. En casos raros y agudos puede darse rotura endotelial con hydrops, edema estromal e infiltrados de células inflamatorias.

Posteriormente cicatrización y vascularización.

  • Topografia corneal:

En la Degeneración Marginal Pelúcida se muestra una curvatura muy plana en el meridiano vertical con un aumento de elevación por protusión en la parte inferior de la córnea.

También es característico un alto poder dióptrico en los meridianos oblicuos inferiores dando un típico patrón en “alas de mariposa”.

El área pupilar presenta un patrón característico de astigmatismo inverso con un grado variable de deformación hacia la parte inferior.

Degeneración Marginal Pelúcida: Diagnostico diferencial

En este caso, la protusión es del área adelgazada, aparecen estrías de Vogt, anillo de Fleischer y cicatrices en el área del ápex que no aparecen en DMP.

  • Queratoglobo: Diferencia con la Degeneración Marginal Pelúcida

Adelgazamiento general de la córnea, más marcado en la zona próxima del limbo en los 360º. Toda la córnea protuye.

Afecta tanto a córnea superior como a inferior, con vascularización y depósitos lipídicos. Causa un alto astigmatismo. Cuando aparece protusión, ésta es del área adelgazada.

  • Úlcera de Mooren:

Suele ser unilateral y cursa con inflamación y dolor, defecto epitelial en la zona de ulceración, adelgazamiento y vascularización del borde periférico. Puede darse en córnea superior e inferior.

  • Degeneración en surco senil:

Es idiopática y bilateral, causa adelgazamiento pero en una zona mucho más próxima al limbo sin zona de separación con córnea normal, además de escleritis en la esclera adyacente. Puede darse también en la zona superior, los bordes del surco son marcados, mientras que en la Degeneración Marginal Pelúcida son suaves. EL surco se forma próximo a depósitos de lípidos como el arco senil y se suele dar en ancianos.

Muy interesante:
Ardor en los ojos: Causas

2 Comentarios

  1. damarys 30 marzo, 2014
  2. NANCY LUISA ESCOBAR MONTERO 25 septiembre, 2018

Deja un comentario