Correspondencia retiniana anómala

Correspondencia retiniana anómala

Correspondencia retiniana anómala (CRA): Es una anomalía sensorial que se encuentra en los estrabismos, donde la fóvea del ojo fijador y un área no foveal del ojo desviado tiene una dirección visual común.

Toda la retina del ojo desviado parece haber cambiado la direccionalidad de la visión binocular alrededor de una nueva área cuasi-foveal denominada posición asociada. 

Por tanto, un par de tarjetas centradas en la fóvea de cada ojo serán proyectadas en el espacio visual en dos direcciones diferentes.

Sólo cuando la tarjeta que esté delante del ojo desviado se mueve hacia el área de retina que está asociada con la fóvea del ojo normal, las tarjetas se verán en la misma dirección visual.

Correspondencia retiniana anómala

Este cambio de la correspondencia retiniana es un fenómeno cortical dinámico que se presenta en estrabismos con visión binocular, estando ausente en visión monocular.

Cuando el ojo estrábico fija monocularmente, asumiendo que no existe fijación escéntrica, no se producen cambios en la dirección visual monocular y la fóvea está asociada con la dirección primaria de frente.

Detección de correspondencia retiniana anómala

El sinoptóforo puede usarse para detectar la correspondencia retiniana anómala del siguiente modo:

El ángulo subjetivo de desviación es aquel con el que se superponen las diapositivas de PS.

El examinador determina el ángulo objetivo de desviación presentando a cada fóvea alternativamente un objeto apagando una u otra luz y moviendo la diapositiva delante del ojo desviado hasta que no se vea movimiento de los ojos.

Muy interesante:
Psicología del color ¿Cómo vemos?

Si los ángulos subjetivo y objetivo coinciden, la correspondencia retiniana es normal.

Si los ángulos objetivo y subjetivo difieren, existe correspondencia retiniana anómala. La diferencia en grados entre los ángulos subjetivo y objetivo es el ángulo de anomalía.

Se dice que la CRA es armónica si el ángulo objetivo equivale al ángulo de anomalía, y no armónica si es superior al ángulo de anomalía.

Solo pueden demostrarse respuestas binoculares en la correspondencia retiniana anómalaarmónica; la forma no armónica puede representar una adaptación inferior o un artefacto del examen.

¿Cómo es la correspondencia retiniana?

El concepto de correspondencia retiniana permite entender, de forma relativamente simple, cómo se podría dar un mecanismo de creación de imagen única a partir de dos imágenes retinianas.

Sin embargo, la existencia de la correspondencia no puede explicar, por sí misma, cómo funciona realmente la fusión cuando llegan al cerebro dos imágenes que son ligeramente diferentes por paralaje.

No han sido pocas las teorías que han intentado explicarlo a lo largo de la historia, prácticamente desde la antigua Grecia, aunque las primeras ideas e hipótesis ya desarrolladas que se pueden rastrear en la bibliografía evaden precisamente el problema de la no coincidencia de las imágenes retinianas, destacando tan sólo aspectos motores.

En ese sentido las primeras teorías que, de forma explícita, abordan el problema de las diferencias entre un ojo y otro se basan en ideas ingeniosas como la alternancia sensorial de las imágenes, es decir, la existencia de mecanismos de alto nivel que van construyendo una «película» secuencial con las imágenes que llegan de ojo derecho y ojo izquierdo, que actuarían como fotogramas que se irían alternando entre sí para conseguir una secuencia única que sería la percepción visual final.

Muy interesante:
Ojos de los surfistas

¿Cuales son las actuales teorías sobre la correspondencia retiniana?

Una teoría ingeniosa que, sin embargo, presenta dos problemas. Uno es puramente fisiológico: la dificultad de encontrar procesos fisiológicos lo suficientemente rápidos como para producir esa alternancia perceptual, habida cuenta de los datos psicofísicos de visión temporal y de movimientos de los que se dispone.

El segundo problema es perceptual: una teoría de alternancia no explicaría la existencia de un fenómeno visual crucial que se produce cuando la diferencia entre las imágenes retinianas es demasiado grande, la rivalidad retiniana.

Si bien existen evidencias fundadas de los procesos fusionales a partir de medida de potenciales evocados, donde se demuestra que estímulos coincidentes en forma, posición y tamaño en ambas retinas producen un potencial evocado que es tanto mayor cuanto mayor sea la coincidencia, es muy complejo establecer una teoría de fusión binocular sin atender a las características de la rivalidad binocular para explicar la correspondencia retiniana, hasta el punto de que en la actualidad las teorías de fusión son realmente teorías y modelos de rivalidad retiniana.

Deja un comentario