Conjuntivitis flictenular: Síntomas

Conjuntivitis flictenular

La conjuntivitis flictenular es una inflamación de la conjuntiva por hipersensibilidad a antígenos derivados de Staphylococcus aureus pudiendo asociarse a blefaroconjuntivitis estafilocócica y a cuadros de amigdalitis estafilocócica.

Puede presentarse de forma unilateral o bilateral pero asimétrica en niños o adultos jóvenes.

La queratoconjuntivitis flictenular es un trastorno corneal periférico que afecta fundamentalmente a niños.

Se cree que está causada por una reacción de hipersensibilidad retardada inespecífica a los estafilococos u otros antígenos bacterianos.

Conjuntivitis flictenular: Síntomas

Esta conjuntivitis provoca sobre todo sensación de cuerpo extraño, ardor y lagrimeo.

Tiene como signos la aparición de una vesícula redondeada, blanca o rosada, dentro de una zona hiperémica localizada y generalmente pegada al limbo.

  1. Fotofobia.
  2. Lagrimeo.
  3. Blefarospasmo.

-Flicténula conjuntival: muestra un pequeño nódulo blanco-rosado cerca del limbo, rodeado de hiperemia. Generalmente es transitorio y se resuelve de forma espontánea.

-Flicténula corneal: empieza sobre el limbo. Puede resolverse de manera espontánea o extenderse de forma radial sobre la córnea.

Queratoconjuntivitis flictenular
Tratamiento para la conjuntivitis flictenular.

Conjuntivitis flictenular: Tratamiento

El tratamiento se tiene que basar en eliminar el foco de infección, además de aumentar de forma considerable la higiene palpebral. Mientras dure el tratamiento, se debe de evitar el uso de lentes de contacto.

La conjuntivitis flictenular se tiene que tratar con antibióticos e higiene palpebral para eliminar el foco estafilocócico y esteroides tópicos.

  1. Corticoides tópicos.
  2. Tetraciclinas sistémicas en casos resistentes.

¿Qué es la queratoconjuntivitis flictenular?

Es una afección nodular caracterizada por la formación de una pequeña lesión circunscrita en el limbo corneal que representa una respuesta mediada por células alérgicas dentro de la conjuntiva y/o córnea por algún antígeno.

Muy interesante:
Pterigion: Tratamiento y dudas

Se pensó que el principal antígeno responsable de la queratoconjuntivitis flictenular era la tuberculoproteína. Sin embargo, los otros antígenos sensibilizadores también fueron reportados en literaturas tales como productos estafilocócicos, infección de gusanos, hongos, virus, y parásitos

La queratoconjuntivitis flictenular se denomina alternativamente como rosácea ocular infantil, ya que los hallazgos oculares son similares a los observados en adultos con acné rosácea. Sin embargo, esta última condición de la piel es muy rara en los niños. En muchos casos, también se informó de que algunas deficiencias nutricionales o vitamínicas estaban asociadas con la queratoconjuntivitis flictenular como factor de retraso en la recuperación.

Aunque el mecanismo exacto de la producción de la flictenula es todavía incierto. En la actualidad es aceptado como una expresión morfológica de hipersensibilidad retardada a varios antígenos. En muchos casos, uno no es capaz de señalar un solo factor etiológico. La enfermedad ocurre típicamente en forma aguda, autolimitada y la lesión puede parecerse a una ampolla en un estadio, pero el pequeño nódulo rojo de tejido linfoide se convierte característicamente en un microabceso que se ulcera y cura en 10-14 días.

La queratoconjuntivitis flictenular se desarrolla primero y más prominentemente en el limbo, aunque luego puede extenderse sobre la conjuntiva bulbar y la córnea. Rara vez se han visto en la conjuntiva palpebral. Aunque a veces se resuelve espontáneamente, generalmente se necrosa con un desprendimiento del epitelio sobre su ápice.

Deja un comentario