Conjuntivitis alergica estacional:

Conjuntivitis alergica estacional

La conjuntivitis alergica estacionales uno de los problemas oculares más comunes que se pueden encontrar en las clínicas de oftalmología.

Implica varias reacciones que varían del lagrimeo intermitente leve que es característico de la conjuntivitis alergica estacional al prurito y secreción mucoide más constante en la queratoconjuntivitis primaveral a la cicatrización corneal que amenaza la visión en la queratoconjuntivitis atópica.

Conjuntivitis alergica:

La conjuntivitis alergica estacional es un cuadro secundario al contacto con alérgenos presentes en el aire como polen, céspedes, árboles, polvo de la casa, ácaros, etc.

Los síntomas son prurito, que es el más prominente; quemosis; dilatación de los vasos conjuntivales; ardor edema palpebral.

Una reacción aguda puede manifestarse con exudado transparente o blanco, mientras que una reacción crónica se puede caracterizar por exudado mucopurulento.

El tratamiento consiste en evitar el alérgeno causante e inducir desensibilización.

En el caso de usuarios de lentes de contacto se sugiere quitarse las lentillas o si es posible pasar al uso de lentes de reemplazo diario hasta que se pase el periodo de alergia.

Conjuntivitis alergica aguda:

La conjuntivitis alergia es una inflamación de la conjuntiva unilateral o bilateral, brusca e intensa, autolimitada, debido al contacto del alérgeno con la conjuntiva bulbar o tarsal de un paciente sensibilizado.

Puede ocurrir a cualquier edad, aunque predomina en los niños. Los alérgenos mas comunes son el polen y los animales.

La alérgica aguda se manifiesta con prurito intenso, quemosis conjuntival y edema palpebral tras el contacto con el alérgeno.

Su reacción es autolimitada y se resuelve en unas horas. No requiere tratamiento salvo que el picor sea intenso y se trate con antihistamínicos tópicos.

Muy interesante:
Coroideremia: Síntomas y tratamiento

Los cambios conjuntivales que se pueden observar en el tarso superior consisten en papilas gigantes, que cuando hay reacción se inflaman, con abundante mucus entre ellas.

Los cambios en la conjuntiva tarsal inferior y en el fórnix son similares pero menos llamativos. La reacción final de la conjuntivitis alergica dependerá de nuestra sensibilidad.