Conjuntivitis alérgica estacional: Tratamiento

Conjuntivitis por alérgia

La conjuntivitis alérgica estacionales uno de los problemas oculares más comunes que se pueden encontrar en las clínicas de oftalmología.

Implica varias reacciones que varían del lagrimeo intermitente leve que es característico de la conjuntivitis alergica estacional al prurito y secreción mucoide más constante en la queratoconjuntivitis primaveral a la cicatrización corneal que amenaza la visión en la queratoconjuntivitis atópica.

¿Qué es la conjuntivitis alérgica?

Es una inflamación de la conjuntiva que es una membrana mucosa que reviste el segmento anterior del globo ocular.

Se divide en dos porciones: Una porción bulbar que recubre la parte anterior del globo ocular excepto la córnea y dos porciones parpebrales (conjuntiva tarsal), que recubre la parte posterior de los párpados superior e inferior.

Los signos clínicos de la conjuntivitis alérgica son:

1. Hiperemia. 2. Edema. 3. Secreción.

Tipos de conjuntivitis:

  1. Agudas:
  • Bacteriana: Producida por bacterias, de aparición brusca. El paciente tiene sensación de cuerpo extraño y secreción mucopurulenta. Presencia de papilas en la conjuntiva. El inicio es unilateral pero en 1 o 2 dias es bilateral. Presentan un pronostico bueno y resuelven sin dejar secuelas.
  • Víricas: Producida por virus. El paciente tiene sensación de cuerpo extraño, escozor, lagrimeo, ligera fotofobia con secreción serosa escasa. Un hallazgo característico son los folículos en la conjuntiva tarsal. El virus puede llegar a afectar a la cornea produciendo queratitis punteada superficial. Es muy contagiosa.
  • Alérgicas: Se produce por reacciones de hipersensibilidad. El inicio es brusco, bilateral con gran picor, escozor, sensación de cuerpo extraño, lagrimeo y rinorrea intensa. Secreción serosa y folículos a nivel de la conjuntiva tarsal.
  • Conjuntivitis de inclusión del adulto: Es una infección venérea, bilateral, aguda y mucopurulenta, con grandes folículos. La córnea se ve afectada por queratitis epitelial en la mitad superior.
  • Oftalmia neonatal: Puede deberse a clamidias aunque tambien a una infección bacteriana. Es una inflamación hiperaguda, purulenta, que sin tratamiento puede producir perforación corneal.
Muy interesante:
Metamorfopsia: Definición

2.Conjuntivitis crónicas:

  • Queratoconjutivitis primaveral: Es bilateral, se da en niños y adultos. Su causa es alérgica y se da en época estival. Tiene escozor ocular intenso, lagrimeo, fotofobia con secreción de moco espeso y ptosis parpebral.
  • C. Atópica. Es infrecuente y bilateral. Afecta a adultos con dermatitis atópica.
  • Conjuntivitis papilar gigante. Se asocia a la presencia de cuerpo extraño (lente de contacto, prótesis oculares o suturas ). Destaca la irritación ocular, fotofobia y mayor producción de moco. Se recomienda el cese del uso de lente de contacto.
  • Conjuntivitis tóxica. Reacción a medicamentos oculares. Puede ser unilateral o bilateral. Comienza con una reacción papilar, seguida de folículos y también de epiteliopatía punteada inferior.

Síntomas de la conjuntivitis alérgica:

La conjuntivitis alérgica estacional es un cuadro secundario al contacto con alérgenos presentes en el aire como polen, céspedes, árboles, polvo de la casa, ácaros, etc.

Los síntomas son prurito, que es el más prominente; quemosis; dilatación de los vasos conjuntivales; ardor edema palpebral.

Conjuntivitis alérgica
Conjuntivitis alérgica recurrente.

Una reacción aguda puede manifestarse con exudado transparente o blanco, mientras que una reacción crónica se puede caracterizar por exudado mucopurulento.

El tratamiento consiste en evitar el alérgeno causante e inducir desensibilización.

En el caso de usuarios de lentes de contacto se sugiere quitarse las lentillas o si es posible pasar al uso de lentes de reemplazo diario hasta que se pase el periodo de alergia.

Conjuntivitis alergica aguda:

La conjuntivitis alergia aguda es una inflamación de la conjuntiva unilateral o bilateral, brusca e intensa, autolimitada, debido al contacto del alérgeno con la conjuntiva bulbar o tarsal de un paciente sensibilizado.

Puede ocurrir a cualquier edad, aunque predomina en los niños. Los alérgenos mas comunes son el polen y los animales.

Muy interesante:
Glaucoma y OCT. Estudio

La alérgica aguda se manifiesta con prurito intenso, quemosis conjuntival y edema palpebral tras el contacto con el alérgeno.

Su reacción es autolimitada y se resuelve en unas horas. No requiere tratamiento salvo que el picor sea intenso y se trate con antihistamínicos tópicos.

Los cambios conjuntivales que se pueden observar en el tarso superior consisten en papilas gigantes, que cuando hay reacción se inflaman, con abundante mucus entre ellas.

Los cambios en la conjuntiva tarsal inferior y en el fórnix son similares pero menos llamativos. La reacción final de la conjuntivitis alérgica dependerá de nuestra sensibilidad.

Tiene como signos más destacados: Hiperemia, hinchazón de párpados, legañas… Y los pacientes suelen quejarse de ojos rojos, lagrimeo, picor, escozor…

La conjuntiva es un tejido blando con buen aporte de sangre, cuya misión principal es dar soporte a la superficie del ojo, manteniendo activamente la lágrima y ofreciendo una superficie homogénea entre el ojo y los párpados, para que se minimice la fricción entre ambas superficies cuando parpadeamos o movemos el globo ocular.

Por eso cuando se produce la inflamación de la conjuntiva produce picor y escozor, debido al roce de los párpados y las papilas que surgen en ellos.

Conjuntivitis desde la óptica

Desde el punto de vista optométrico, podemos fijarnos cuando exploramos a un paciente con la lámpara de hendidura, en los párpados, en la cantidad y calidad de la lágrima, en la higiene en general…

También debemos valorar si el paciente es usuario de lentes de contacto: Cuántas horas las lleva, cómo las limpia, si viene a las revisiones…

Nosotros trataremos más con conjuntivitis alérgica debidas a los líquidos de manteniento o a las alergias primaverales o a plantas.

Muy interesante:
Queratitis: Tipos y tratamiento

Cuando nos encontremos ante un caso tendremos que advertir al paciente de, si es usuario de lentes de contacto, que en unos días deberá abandonar el porte de sus lentes para poder aliviar el picor y lagrimeo, escozor que de la inflamación se originará.

Se deberá hacer lavados palpebrales y echarse suero o lágrimas artificiales a demanda, y volver a revisión en unas semanas.

Si por el contrario vemos legañas, membranas e hinchazón de párpados siempre remitiremos al oftalmólogo para tratar si es bacteriana, vírica o química.

Tratamiento de la conjuntivitis alérgica:

Por otro lado, seguramente el paciente tendrá que estar un tiempo con gafas hasta confirmar que está totalmente eliminada la inflación y cualquier infección (si la hubiera) y que a lo mejor dependiendo del tipo de conjuntivitis, su visión se verá afectada.

Incluso con la mejor compensación que se le pueda poner, ya que puede haber quedado algún infiltrado y a lo mejor valora el oftalmólogo no tratar con corticoides o cualquier otro tipo de medicación, y valorar a los 3-6 meses.

La conjuntivitis alérgica es muy recurrentes y casi nunca desaparece.