Concreciones conjuntivales: Dudas

Concreciones conjuntivales

Las concreciones conjuntivales son lesiones frecuentes, que normalmente afecta más a los pacientes ancianos y que también pueden ocurrir en pacientes  con enfermedad crónica de las glándulas de Meibomio.

Están compuestos por productos de la degeneración celular retenidos en pequeñas depresiones o recesos de la conjuntiva o en glándulas. Aparecen con frecuencia en los procesos inflamatorios crónicos.

Concreciones conjuntivales: Signos

Las concreciones conjuntivales son pequeños depósitos de calcio o de materiales producto de la degeneración celular acumulados en invaginaciones del epitelio, a menudo múltiples, como el yeso, de color amarillo-blanco que suelen observarse en la conjuntiva tarsal inferior.

Suelen ser un hallazgo casual, pero si sobresalen de la superficie conjuntival o son grandes pueden producir molestias e incluso erosiones por el roce de la córnea.

Concreciones conjuntivales: Tratamiento

Generalmente son subepiteliales y asintomáticas, aunque si protruyen a través del epitelio, pueden irritar o lesionar la córnea dando lugar a una sensación de cuerpo extraño.

Solo en los casos en que las concreciones conjuntivales  son tan grandes que erosionan el epitelio y originan irritación, se puede extirpar bajo anestesia tópica con una aguja de cuerpos extraños.

Cuando son observados con lámpara de hendidura se pueden ver pequeños nódulos de color blanco-amarillento y de consistencia dura en la conjuntiva palpebral. Y raras veces producen erosiones corneales.

Las concreciones conjuntivales se pueden extraer con una aguja o cuchillete.

Muy interesante:
Miodesopsias o moscas volantes

Deja un comentario