Buftalmos: Definición y tratamiento

Buftalmos

Los buftalmos son unos ojos muy grandes, llamados también de buey, que aparecen en los niños como consecuencia de un glaucoma congénito de ángulo cerrado.

¿Qué es Buftalmos?

El desarrollo del ángulo iridocorneal es anormal y el canal de Schlemm suele estar colapsado. Aparece en el nacimiento o antes de los 3 años.

Los signos son un lagrimeo excesivo, fotofobia, presión intraocular elevada y agrandamiento de la excavación papilar.

El aumento de presión intraocular en un ojo con los tejidos aún blandos y distensibles hace que la elongación del globo ocurra en niños y no en el glaucoma del adulto.

Buftalmos: Tratamiento

El tratamiento debe ser quirúrgico e inmediato, pues de la precocidad en detección y tratamiento va a depender la agudeza visual y la integridad del campo visual del niño.

Sino es tratado y corregido la presión intraocular del niño, provocará una ceguera irreversible en el ojo afectado.

La operación debe de ser quirúrgica y consistirá en realizar un agujero en el iris para mejorar el drenaje de la cámara anterior y así disminuir la PIO drásticamente. También se deberá estimular su cuerpo ciliar para mejorar la presión.

En el caso de que la retina se vea afectada y el nervio óptico haya sufrido un daño, la visión perdida es irrecuperable. Por lo tanto, sino se diagnostica a tiempo, provocará ceguera irreversible.

Cuando la presión es muy alta dentro del globo ocular, la córnea sufrirá un edema y se verá blanquecina. Y el cristalino perderá su transparencia dando lugar a una catarata.

Y como los tejidos en los recién nacidos son blandos, el ojo también aumentará de tamaño pudiendo sufrir un desprendimiento de retina o la muerte de las neuronas fotosensibles.

Muy interesante:
Puntos lagrimales: Estenosis

Esto último se produce porque la sangre bombeada por el corazón no consigue superar la alta presión de los ojos, y como consecuencia no llegan los alimentos a las neuronas retinianas, provocando su muerte.

Deja un comentario