Ayudas ópticas para baja visión

Ayudas ópticas para baja visión

Las ayudas ópticas para baja visión electrónicas amplifican mediante sistemas electrónicos o combinándose con sistemas informáticos.

Están formadas por una cámara, un sistema óptico o informático y un monitor donde se proyecta la imagen ampliada.

Se puede controlar el color, el brillo, el contraste, la polarización…

Y los aumentos que necesite el usuario para conseguir la visión más optimizada.

Los sistemas electrónicos consiguen los mayores aumentos con una distancia de trabajo más amplia.

Además permiten tareas manuales.

Posiblemente sean las mejores ayudas ópticas para baja visión de lectura aunque casi nadie las elige por su elevado precio. Y también por tener un tamaño considerable.

Ayudas ópticas para baja visión electrónica:

  • Libros orales

En esta sección también pertenecen los libros hablados. Para las personas que no pueden usar otras ayudas y quieren disfrutar de la lectura, existen libros gravados en voz para que la persona los oiga a través de unos altavoces.

Otro tipo de ayudas:

Son aquellos consejos que se deben de seguir para lograr una visión más óptima.

  • Postura:

Usar mesas abatibles, atriles… Mejoran el confort ya que se evita esforzar el cuello, la espalda, los brazos…

  • Iluminación:

En la utilización de las ayudas ópticas para baja visión es muy importante la luminosidad.

Se recomienda tener una luz directa a lo que se está mirando y otra con menos intensidad en la sala.

Los usuarios de ayudas ópticas requieren una mejor iluminación para mejorar su capacidad para discernir los detalles.

La directa debe de ser luz fría ya que generalmente el usuario se situará muy cerca y se puede quemar.

Muy interesante:
Fatiga ocular delante del ordenador
ayudas ópticas para baja visión
Ayudas ópticas para baja visión.

También puede usar cortinas y viseras para evitar los reflejos.

Una iluminación intensa y adecuada mejora el contraste y reduce la necesidad de magnificación en las ayudas ópticas para baja visión.

  • Contraste:

Mejorar el contraste disminuye las necesidades de aumento.

Lo recomendable es usar un fondo amarillo, leer blanco sobre negro, escribir con un trazo grueso…

  • Otras ayudas ópticas para baja visión es aumentar el tamaño de las letras:

Es considerable utilizar sistemas de lectura que permitan aumentar el tipo de letra: Ebook, Ordenadores, Tabletas… Además de usar relejes, cronómetros… con los número grandes.

En algunos pacientes con pérdida de la visión central y con la magnificación adecuada, pueden seguir teniendo dificultades con la lectura, ya que cuando miran las letras, las quieren enfocar con su escotoma y su única solución es desarrollar fijación excéntrica.

Deja un comentario