Información de Ópticas

Audífonos invisibles para sordos: En el año 2019

Audífonos invisibles

Los audífonos invisibles son capaces de mejorar muchas situaciones como por ejemplo cuando se hace casi imposible asistir a conciertos, discusiones (sobre todo con más gente) son difíciles e incluso, una noche con amigos delante de la televisión se vuelve agotadora.

Dado que es molesto preguntar todo el tiempo, muchas personas que sufren pérdida de audición se alejan cada vez más de las situaciones sociales y, en el peor de los casos, se aíslan por completo.

Las cifras alarmantes muestran que la pérdida de audición sigue siendo un tabú: en Suiza, sólo una de cada diez personas con pérdida de audición recibe una atención adecuada.

Esta situación no sólo es fatal para la calidad de vida de la persona afectada, sino que también es médicamente problemática: cuanto más se retrasa la elección de un audífono adecuado, más caro resulta compensar la pérdida de audición.

Los troncos responsables de la audición pueden olvidarlo casi por completo: actúan como si no tuvieran nada que reconocer.

La audición es uno de nuestros órganos sensoriales más importantes.

Aquellos que ya no oyen bien ya no pueden participar en muchas situaciones de la vida social y de la interacción entre las personas.

Los audífonos invisibles son una ayuda: no sólo son tecnológicamente avanzados, sino que también son casi completamente imperceptibles.

Una de las razones de la incertidumbre de muchas personas es una idea distorsionada del audífono.

Muchos todavía tienen en mente los grandes e ineficaces audífonos de los años 60.

Hoy en día, sin embargo, hay muchos audífonos invisibles que están casi completamente escondidos dentro o detrás de la oreja.

Tipos de prótesis auditivas:

  • Audífonos retroauriculares:

Como su nombre indica, estos audífonos se llevan detrás de la oreja.

Los modelos BTE más pequeños son ligeramente más grandes que un grano de café.

Se hace una distinción entre el dispositivo BTE clásico y los modelos de receptor en el oído (RiC) en la parte posterior de la oreja.

En el segundo caso, el receptor se coloca directamente delante del tímpano, mientras que en los dispositivos BTE normales se coloca en el tímpano mismo.

  • Audífonos intraauriculares (ITEs):

En este caso, toda la parte electrónica de la prótesis auditiva se coloca dentro del canal auditivo.

Sin embargo, si elige un audífono ITE, no tiene que renunciar a las características técnicas, ya que los audífonos más pequeños también consiguen muchas mejoras.

  • Audífonos pretimpánicos (CIC):

Estos microinstrumentos se introducen profundamente en el canal auditivo y, por lo tanto, son casi completamente invisibles desde el exterior.

La mayoría de ellos tienen un cable que permite sacar el audífono del oído.

audífonos muy pequeños
Audífono casi invisible.

Debido a su pequeño tamaño, los audífonos CIC sólo son adecuados para pérdidas auditivas leves.

Ventajas de los audífonos invisibles:

La ventaja más importante se encuentra en su tamaño: estos dispositivos mejoran la capacidad auditiva del paciente y, al mismo tiempo, son casi imposibles de ver.

Para muchos pacientes este es un factor muy importante, ya que no quieren que todo el mundo sepa sobre sus dificultades auditivas.

Además, los audífonos invisibles son particularmente populares entre los pacientes jóvenes.

Además, el propio paciente apenas lo percibe como un cuerpo extraño.

Es mucho más pequeño que las prótesis auditivas de décadas anteriores.

Además, los audífonos invisibles ITE o CIC son especialmente cómodos de llevar, incluso para los usuarios de gafas, ya que no interfieren entre sí.

Desventajas de los audífonos invisibles:

En general, cuanto más pequeño es el dispositivo, menos espacio hay para la funcionalidad técnica y la batería.

Por esta razón, los audífonos más pequeños a menudo tienen una duración de pilas más corta y sólo son adecuados para pérdidas auditivas de leves a moderadas.

Además, un audífono pequeño puede tener el llamado efecto tapón (efecto oclusivo).

La presencia del dispositivo dificulta la ventilación del oído, lo que puede empeorar la calidad del sonido y hacer más incómodo su uso.

Además, debido al efecto oclusivo, el usuario de un audífono de este tipo escuchará desagradablemente su propia voz y los sonidos corporales, como masticar.

Por último, una abundante producción de sudor y cera de los oídos puede causar daños al dispositivo, que requieren reparaciones y son muy costosas.

¿Para que sirven los audífonos invisibles?

Son especialmente adecuados para aquellos que den mucha importancia a la discreción del aparato auditivo.

Especialmente los adolescentes y las personas que se preocupan por la moda son reacios a usar audífonos claramente visibles.

Para ellos, los audífonos invisibles son ideales para mejorar su calidad de vida.

Para determinar si necesita un audífono en el oído o un audífono pretimpánico, puede pedir consejo a su audioprotesista.

Deja tu comentario!