Astenopía: Definición y tipos

astenopia

La astenopía describe la fatiga u otros síntomas de malestar, asociados con la visión. Suele ir acompañada con dolor ocular, cefalea, y en ocasiones de mareos e incluso, vómitos,  lagrimeo y enrojecimiento ocular.

Se sospechará cuando las molestias oculares aumenten a lo largo del día, después de forzar la visión cercana o tras un periodo de observación intensiva, y la exploración ocular resulte normal.

Astenopía: Definición

El término engloba todos los trastornos y molestias que aparecen en relación con la visión de cerca, tales como visión borrosa o confusa, incapacidad para mantener una visión cercana adecuada, sensación de cansancio prematuro ocular, sensación de desgana, dolor traccionante u opresivo en el interior o por detrás del globo ocular y región frontal.

Además de cefaléa con características de neuralgia supraorbitaria y, en ocasiones, dolor sordo en la profundidad del cráneo y mareos que pueden llegar a producir vómitos.

Este tipo de molestias se acentúan con la duración del esfuerzo visual, es decir, con trabajos intensivos prolongados, así como en el curso del día.

Astenopía visual: Tipos

Se puede clasificar según las causas y los factores como:

  • Ametrópica: Debida a la existencia de un error refractivo o una mala corrección óptica.
  • Muscular o heterofórica: Por la existencia de una heteroforia que exige un esfuerzo continuado de la musculatura ocular extrínseca para el mantenimiento de la visión binocular.
  • Acomodativa: Como consecuencia de mantener el enfoque en visión próxima.

Esta causa está unida a la muscular, debido a que el sistema muscular de control de los movimientos oculares y el sistema acomodativo están relacionados, de forma que la alteración de uno de ellos afecta al otro.

  • Nerviosa o neurasténica: Producida por factores individuales como enfermedades debilitantes,tensiones, transtornos emocionales y psicológicos.
Muy interesante:
Ergonomía en la oficina: Consejos

En resumen, podemos decir que cualquier factor individual o ambiental (iluminación, contraste) que dificulte la visión puede provocar astenopía.

Causas de la astenopía:

Todo tipo de factores físicos y psicológicos pueden jugar un papel en el desarrollo de los síntomas del astenope:

Anomalías refractivas no corregidas o mal corregidas. Por ejemplo, hipermetropía, astigmatismo, miopía o lentes mal centradas.
Trastornos del acomodación. Inflexibilidad acomodativa.
Trastornos de convergencia. Convergencia suficiente, convergencia excesiva.
Heteroforia. Se trata de una tendencia a la visión cruzada en la que los ojos no están rectos en reposo (por ejemplo, cuando los ojos están cerrados). Mantener los ojos rectos (para evitar ver doble) requiere mucho esfuerzo y puede ocasionar molestias por fatiga.
Parálisis de un músculo ocular.
Factores psicológicos (estrés y otros factores emocionales).
Disminución del estado general de la salud (débil o malestar general, fatiga general).

Fenómenos:

La astenopía puede manifestarse con una amplia gama de molestias como ojos cansados, ojos pesados, dolor en o alrededor de los ojos, dolores de cabeza leves, visión incómoda, visión borrosa y letras blanquecinas. Por lo general, las quejas comienzan en el transcurso del día y son más pronunciadas después de un día laborable que después de unas vacaciones relajantes. Principalmente se realizan después de haber leído o después de un largo trabajo detrás de una pantalla. Las personas con síntomas de astenopía se frotan en los ojos o dejan de leer en un intento por deshacerse de la sensación incómoda.

Diagnóstico:

La naturaleza de las quejas descritas anteriormente y la relación con el esfuerzo visual sugieren el diagnóstico de astenopía. Las siguientes investigaciones pueden ser necesarias para identificar su causa:

Muy interesante:
Glándulas de Meibomio: Disfunción

Análisis de refracción para detectar cualquier anomalía refractiva no ajustada o mal corregida.
Examen de las gafas (si las hay) ¿Están bien centrados los cristales?
Examen de los movimientos, convergencia y acomodación de los ojos para detectar parálisis del músculo ocular, heterofória y anormalidades de la convergencia y acomodación.
Estas pruebas pueden ser realizadas por un optometrista. En varios casos, no se encuentra ninguna causa para las quejas.

Tratamiento:

El tratamiento de las afecciones astenoideas depende de la causa. Los tratamientos posibles son:
Corrección o ajuste de anomalías refractivas (hipermetropía, astigmatismo, miopía).
Corrección de las gafas mal centradas.
Tratamiento de los problemas acomodativos.
Tratamiento de la convergencia: convergencia insuficiente, convergencia excesiva.
Tratamiento de las heterofórias.
Tratamiento de la parálisis del músculo ocular.
Psicoterapia y ejercicios de relajación.

Pronóstico:

El curso de las quejas depende de la causa y de las posibles opciones del tratamiento para la astenopía.