Ardor en los ojos: Causas

ardor en los ojos

El ardor en los ojos aunque puede sonar aterrador, es un problema común y de fácil tratamiento. E incluso, tomando precaución se puede hasta evitar.

Cualquier persona puede contraer conjuntivitis, pero los niños preescolares, escolares, estudiantes universitarios, profesores y trabajadores de la guardería están particularmente en riesgo ya que es muy contagiosa.

La conjuntivitis es una inflamación de la cubierta fina y clara de la parte blanca del globo ocular y del interior de los párpados.

Aunque la conjuntiva es transparente, contiene vasos sanguíneos que se superponen a la esclerótica.

Cualquier cosa que provoque inflamación, hará que estos vasos sanguíneos se dilaten. Esto es lo que provoca el ardor en los ojos.

Puede tener varias causas pero muchos médicos utilizan el término “ojos rojos” para referirse únicamente a la conjuntivitis viral. Una infección altamente contagiosa causada por una variedad de virus.

Tipos de conjuntivitis con ardor en los ojos:

– La c. viral: Causada por virus, como el resfriado común. Este tipo es muy contagiosa pero por lo general, desaparece por sí sola al cabo de varios días sin tratamiento médico.

– La c. bacteriana: Causada por una bacteria, este tipo pueden causar graves daños a la vista si no se tratan.

– La c. alérgica: Causada por irritantes oculares como el polen, el polvo o los animales entre las personas susceptibles. La conjuntivitis alérgica puede ser estacional (polen) o estallar todo el año (polvo, caspa de animales).

El ardor en los ojos puede ser provocada por otras conjuntivitis o por diferentes aspectos.

Muy interesante:
Iridodonesis: Definición y Tratamiento

Las más comunes son falta de lágrima o lágrima inestabilizada y la c. alérgica.

El ardor de los ojos se puede mejorar con lágrimas artificiales

Ojos rojos por otras causas

Las enfermedades más comunes que lo pueden causar son:

Conjuntivitis, como hemos indicado anteriormente, Queratitis, Escleritis, epiescleritis, Iridociclitis o uveítis anterior, Glaucoma de ángulo cerrado, Cuerpo extraño superficial o profundo, Hemorragia subconjuntival, Uveítis.

Todas con características propias y diferentes, además de su gado de gravedad.

Como podéis observar, casi todas las enfermedades comparten el color rojo.

Los ojos rojos son el principal síntoma de las conjuntivitis; los demás síntomas dependen del tipo que se tenga.

– En la conjuntivitis viral se tienen llorosos, picazón y sensibilidad a la luz. Uno o ambos ojos pueden estar afectados. Es altamente contagiosa ya que se transmite al toser o estornudar.

– En la conjuntivitis bacteriana se da una secreción pegajosa, amarilla o amarilla verdosa en la esquina del ojo. En algunos casos, esta secreción puede ser lo suficientemente grave como para causar que los párpados estén pegados al despertar. Uno o ambos ojos pueden estar afectados. Se transmite generalmente por el contacto directo con las manos infectadas o con objetos que hayan tocado el ojo.

– En la conjuntivitis alérgica se tienen llorosos, ardor, picazón y a menudo está acompañada de congestión y secreción nasal, además de tener mucha sensibilidad a la luz y ardor en los ojos. Siempre están infectados ambos ojos y no es contagiosa.

Ojos rojos por conjuntivitis

La conjuntivitis es una  inflamación de la cubierta fina y clara de la parte blanca de los ojos y el interior de los párpados (conjuntiva palpebral).

Aunque la conjuntiva es transparente, contiene vasos sanguíneos que se superponen a la esclerótica del ojo.

Cualquier cosa que provoca la inflamación hará que estos vasos sanguíneos conjuntivales se dilaten. Esto es lo que da el aspecto de ojos rojos.

Como hemos visto antes, puede tener varias causas pero muchos médicos oculares utilizar el término “ojo rojo” para referirse únicamente a la conjuntivitis viral, una infección altamente contagiosa causada por una variedad de virus.

Muy interesante:
Papilitis: Signos

No es de extrañar,  el síntoma principal de la conjuntivitis son los ojos rojos con un aspecto rosado. Los otros síntomas dependen del tipo que se tenga.

También es un síntoma principal la sensación de tener arenilla y ardor en los ojos. Aunque no se debe tener muy en cuenta debido a que cada paciente siente de manera diferente.